Cádiz

La mejor sonrisa para el nuevo año

  • Los Reyes Magos y parte de su séquito visitan Diario de Cádiz horas antes de su Gran Día Más de 1.300 niños de la ciudad recibirán regalos de la Asociación de Reyes

Tener frente a frente a los Reyes Magos a pocas horas del 6 de enero es una ventaja que no hay que desaprovechar. Dejo claro que he sido bueno el año recién concluido y les recuerdo, por si se les ha olvidado, mi lista de peticiones. Acaban de llegar a la sede de Diario de Cádiz. Falta a la cita el Rey Gaspar (Julio Sancho), ausente por cuestiones profesionales. Sí acuden el Rey Melchor (Miguel Arrones), el Rey Baltasar (Tomás Valiente), el Cartero Real (Pepito el Caja) y la Estrella de Oriente (Clara Posada). Todos con claros síntomas de nerviosismo ante la que se les avecina, aunque la ilusión les ayuda desde el mismo momento de su nombramiento a no decaer.

"Melchor a la siete de la mañana ya está llamando para cualquier tema" relacionado con el Gran Día, reconoce Francisco Moya, presidente de la Asociación de Reyes Magos de Cádiz, que en un rato se marchará a El Corte Inglés para recoger los juguetes cedidos para la campaña que cada año pone en marcha esta entidad.

Lo cierto es que los cinco se están implicando de lleno en la organización logrando entre ellos una evidente sintonía, con bromas incluidas a través de las redes sociales.

"Yo creía que nuestra función (como Reyes Magos) se limitaba al día de la Cabalgata, pero comprobé poco el trabajo que supone conseguir fondos para comprar regalos para los más pequeños", comenta el Rey Baltasar. Lo cierto es que este año las cosas han ido bien. La crisis parece que anima a los ciudadanos, los que pueden, a ayudar más, y se han conseguido fondos para atender a 1.300 niños y niñas de la ciudad. La Asociación sigue pensando fórmulas para aumentar sus ingresos y ya asume que lo mejor es no concentrar en el mes de diciembre la mayor parte de los actos benéficos que organizan, sino que resulta más efectivo iniciarlos a partir del mes de septiembre.

Cumplida esta tarea, el más madrugador en su contacto con los más pequeños es el Cartero Real, que en la tarde de ayer ya se instaló en la plaza del Palillero para escuchar de viva voz las peticiones de los niños y niñas, aunque muchas de ellas ya las conocía por las cartas que viene recibiendo desde hace meses. Aunque el carácter jovial y abierto de Pepito el Caja le hace ser muy asequible a los pequeños, en la mañana de ayer reconocía que se había estado preparando para este día conversando con carteros reales de pasados años. "Todos me dicen que lo voy a pasar muy bien, pero que cuando menos te lo esperes te puedes hundir, como cuando un niño le dijo al Cartero que había pedido a los Reyes que su abuela se curase. ¿Qué se le dice a este pequeño? Está claro que con ellos no se puede llevar un guión previo".

Pero la jornada grande, antes del nocturno reparto de regalos en el 6 de enero, la vivirán todos el 5 de enero, domingo y con perspectivas de buen tiempo.

Por lo pronto, los tres Reyes, el Cartero y la Estrella de Oriente tienen que estar a las seis y media de la mañana en el Hotel Playa, donde se vestirán y maquillarán. Puede parecer una hora muy temprana, pero lo seguro es que ninguno de ellos haya podido conciliar el sueño antes. Una hora temprana porque a partir de las ocho de la mañana comienza un intenso recorrido por diversos centros asistenciales de la ciudad.

Tal vez la visita más importante es la que realizarán al Hospital Puerta del Mar. La apretada agenda apenas les dejará una hora escasa en el centro médico, insuficiente para tantas visitas. "Lo normal serían tres horas de duración, pero la organización nos dice que es imposible", se excusa Francisco Moya. El contacto con los pequeños enfermos y con sus padres y madres siempre ha sido muy duro en determinados casos, aunque la sonrisa con los que les reciben vale la pena. Después, distintos centros de mayores. Allí muchos de los que ya han superado los ochenta o noventa años de edad reciben los regalos con igual ilusión que los chicos.

De cara a la cabalgata ya están aleccionados de que es recomendable guardar algunos paquetes de caramelos para aquellos momentos del recorrido donde se produce algún parón no previsto. Y tras la recepción en el Ayuntamiento y el saludo a los que se concentren en la plaza de San Juan de Dios, a recuperar fuerza para iniciar el reparto de los regalos por todas las casas gaditanas.

En estos días se dan las últimas puntadas a los trajes y se ensayan con los maquillajes. El Cartero Real quiso desde un principio evitar grandes ostentaciones habida cuenta de su 'cargo' en este grupo. Sin embargo, se ha topado con las presiones de quienes le van a acompañar en la carroza "que querían algo de dorado" en las vestimentas. En todo caso, Pepito el Caja ha sido prudente a la hora de repartir puestos, promoviendo únicamente a los que desde un principio lo han pedido, evitando con ello compromisos a quienes no tienen tiempo para esta actividad.

Por contra, para ir en la carroza del Rey Melchor ha habido colas de solicitantes. Miguel Arrones recuerda que al poco de conocerse su nombramiento "ya tenía a cincuenta personas como candidatas a pajes... y eso sin contar con la familia".

Lo cierto es que desde que fueron nombrados por la Asociación y por el Ayuntamiento, su presencia como Reyes o como sus principales acompañantes "ha sido el monotema de conversación en estos días". Ilusión entre ellos, entre los más jóvenes de la familia y entre las esposas. En el caso de la Estrella de Oriente, que ha creado un grupo en las redes sociales centrado en su peculiar cargo, reconoce que "mi hermano es el más ilusionado. No se ha disfrazado en la vida, ni cuando era pequeño ni en Carnaval, y ahora irá de paje en mi carroza".

Reconoce Tomás Valiente (Baltasar) que en estas semanas han tenido especial cuidado con los más pequeños, con aquellos a los que aún les queda la ilusión de los Reyes 'reales'. Por si acaso, elaboró unas invitaciones para participar en su carroza y le dio una a un sobrino. "Se puso muy nervioso. ¡Yo con el Rey Baltasar!", decía. "Desde entonces está todo el día pendiente. ¡Hasta se ha probado siete veces su traje de paje!"

Y de cara al 2014, ¿qué? El Cartero Real tiene claro que "si eres feliz, te irán mejor las cosas". Melchor espera "más salud y respeto entre las personas", mientras que Baltasar pide en el nuevo año para los gaditanos "más trabajo". El turno lo cierra la Estrella de Oriente: "Para Cádiz le pido ilusión. Si se hacen con ilusión y con ganas, se consiguen las cosas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios