Asociación de Esclerosis Múltiple de Cádiz Joaquín Argente Un local no apto para personas con problemas de movilidad

  • La Asociación de Esclerosis Múltiple Joaquín Argente cuenta con una sede en la que no pueden atender a sus socios

  • El pleno municipal aprobó en enero por unanimidad un nuevo espacio para esta entidad

La Asociación Esclerosis Múltiple de Cádiz Joaquín Argente ha celebrado recientemente el día mundial de esta enfermedad con una sensación agridulce. La entidad esperaba poder contar por fin, antes de que acabara el mes de mayo, con un local provisional adaptado a sus necesidades donde poder ofrecer servicios a las personas que padecen esta patología, pero ya estamos en junio y siguen sin tener las instalaciones adecuadas.

Esta entidad, creada en enero de 2016, cuenta con un local cedido por el Ayuntamiento desde hace un año, pero no es apto para los problemas de movilidad que tienen las personas con esclerosis múltiple y no cuenta con el espacio suficiente para poder ofrecer los servicios de fisioterapia y rehabilitación que necesitan.

Antonio Mayor, vicepresidente de la entidad, cuenta que cuando el Ayuntamiento les cedió el local, el 29 de mayo de 2018, lo cogieron "con mucha ilusión". En principio, las instalaciones asignadas contaban con una sala de 50 metros cuadrados, otra sala adjunta de 70 metros cuadrados y un cuarto de baño, todo esto apto para montar una sala de rehabilitación y otra de juntas y terapias ocupacionales, además del cuarto de baño. Pero cuando llegaron, se encontraron con la sorpresa de que solo contaban con una habitación con varias columnas, y el cuarto de baño –que no estaba adaptado– se encontraba en el espacio ocupado por otra asociación, por lo que cuando no están los miembros de la otra entidad, ellos no pueden acceder a él. Además, las personas que van en silla de ruedas no pueden ir al baño porque la silla no cabe por la puerta. A todo esto se une que para poder entrar en la finca donde se encuentra el local, había que subir un escalón, un obstáculo insalvable para muchas de las personas que padecen esclerosis múltiple. Ese problema lo solucionó la propia asociación cambiando el escalón por una rampa.

La presidenta de la entidad, Lola Allely, señala que el edificio tiene un problema con los bajantes, y "el olor es insoportable", asimismo, la sala asignada a la asociación Joaquín Argente no se encontraba en muy buenas condiciones, pero han conseguido que el Ayuntamiento le hiciera "un lavado de cara" el pasado mes de enero.

Las personas en silla de ruedas no pueden acceder al cuarto de baño. Las personas en silla de ruedas no pueden acceder al cuarto de baño.

Las personas en silla de ruedas no pueden acceder al cuarto de baño. / Jesús Marín

Antonio Mayor relata que "después de muchas conversaciones con el Ayuntamiento y expectativas incumplidas, se dieron cuenta de nuestra situación y se llevó al pleno del mes de enero la propuesta de dotarnos de una sede digna, que se aprobó por unanimidad".

De esto han pasado ya casi cinco meses, pero continúan en el mismo local. "Al ver que pasaba el tiempo y que seguíamos igual, hablamos con Urbanismo para preguntar cómo iban los trámites, y en una reunión que tuvimos el 27 de febrero, se nos pidió un plazo de un mes para buscar una solución. El mes se convirtió en 42 días, pero nos reunimos y nos ofrecieron la posibilidad de cedernos parte de un local que el Ayuntamiento acaba de recepcionar, para acondicionarlo a nuestras necesidades en un plazo de un año o año y medio".

Pero un año es mucho para un enfermo de esclerosis múltiple. "El tiempo corre en contra nuestra", asegura Lola Allely, quien explica que una persona que padece esta enfermedad y actualmente puede andar ayudado por bastones, si se lleva un año sin hacer rehabilitación, en ese tiempo se deteriora su situación y necesitará ir ya en silla de ruedas.

Afirma que han transmitido al concejal de Urbanismo, Martín Vila, la necesidad de solucionar "ya" su situación, "porque se llegó a un acuerdo el 19 de enero por unanimidad y llevamos casi cinco meses sin solución". Quiere agradecer la buena disposición de Martín Vila, que ha atendido a la asociación en tres ocasiones. La última vez, se comprometió a ofrecerles una solución temporal a finales del mes de mayo, pero el día 30 les comunicó que no ha sido posible y sigue buscando ese local provisional que prometió.

Antonio Mayor cuenta que han invitado a los partidos políticos a visitar la sede, y tanto miembros del PP como del PSOE han ido a conocer el local y la situación en la que se encuentran, pero nadie del equipo de gobierno ha acudido, a pesar de que se lo han pedido en varias ocasiones.

La junta directiva de la asociación insiste en la necesidad de poder contar "ya" con un local que se adecue a sus necesidades –que esté adaptado y tenga cuarto de baño, ya que uno de los síntomas que presentan algunos de los afectados es la incontinencia urinaria, por lo que no tener baño les coarta para hacer actividades– y donde poder dar servicio a las personas con esclerosis múltiple. "Tenemos el material comprado para dar rehabilitación gracias a una subvención de Diputación, y lo tenemos almacenado y desaprovechado", comentan. Añaden que también están perdiendo oportunidades de poder pedir subvenciones y de contar con profesionales que ya se habían ofrecido para las sesiones de fisioterapia y rehabilitación.

"Nos reconcome no poder ayudar a nuestros asociados, sobre todo en la rehabilitación para que no se deteriore su calidad de vida. Tenemos aparatos, ganas y personal dispuesto, pero nos falta el espacio", lamentan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios