Cádiz

Hasta tres intervenciones más en cartera

  • En breve comenzará también la restauración de Santa Catalina, San Juan de Dios y el Beato

Con el inicio de las obras de rehabilitación del Carmen y de la capilla de Servitas el Ayuntamiento ha dado un buen empujón a su compromiso con el patrimonio religioso de la ciudad, después de que en los últimos meses no se percibieran movimientos (salvo la intervención en la cúpula de la capilla del Nazareno del Amor, en San Francisco).

Pero estas dos intervenciones, que van a comenzar al mismo tiempo, no son las únicas que están en la cartera del Ayuntamiento. Días pasados, la alcaldesa de la ciudad, Teófila Martínez, reiteró su compromiso con la hermandad de la Santa Caridad para rehabilitar la iglesia de San Juan de Dios y crear allí un museo con el rico patrimonio y la amplia documentación existente sobre el antiguo hospital.

En este sentido, Ayuntamiento y Santa Caridad ultiman un convenio marco de colaboración, para posteriormente acometer la restauración por fases; en la primera se quiere incluir la torre de la iglesia, la capilla de la Ciudad y todo el sistema eléctrico.

De manera inminente se espera también la intervención en la capilla del beato Fray Diego José de Cádiz, donde se va a restaurar todas las estancias del edificio, para lo cual la cofradía del Prendimiento está también a la espera de que el Ayuntamiento le ceda un local en el que poder almacenar diversos enseres una vez que desaloje completamente la casa de Bendición de Dios donde naciera el beato.

Otra de las intervenciones más cercanas que tiene previsto acometer el Ayuntamiento en templos de la ciudad es la de la iglesia de Santa Catalina, donde el párroco, Rafael Fernández Aguilar, confirma que están "a la espera" del inicio de las obras.

En esta iglesia, además de rehabilitar bóveda, paramentos y fachada -para protegerlos de la humedad, principalmente- se va a recuperar también la pintura mural del techo, obra del afamado Bartolomé Esteban Murillo, que de hecho le costaría la muerte en 1682 al caer desde un andamio en el propio templo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios