Cádiz

El choque con la ola gigante no impedirá que el 'Louis Majesty' vuelva a Cádiz el 29 de marzo

  • Los técnicos tratan de evaluar los daños motivados por el incidente, en el que fallecieron dos personas

El crucero Louis Majesty permanecerá unos días más en Barcelona para llevar a cabo tareas de reparación, y sus 1.350 pasajeros volverán en avión a Génova, según ha confirmado la compañía. Afortunadamente, los daños materiales no han sido demasiados y el resultado de la colisión con la ola gigante se reduce a una gran cantidad de cristales rotos a pesar de que haya provocado, ni más ni menos, que la muerte de dos turistas y heridas a una veintena.

Este gran crucero de 207 metros de eslora cubría en el momento del siniestro la ruta Génova, Marsella, Tánger, Casablanca, Tenerife, Lanzarote, Cádiz, Cartagena, Barcelona, Génova. Por la capital gaditana pasó el 1 de marzo y de nuevo tiene comprometida otra escala para el último domingo de marzo, el día 29. Pues, al parecer, según fuentes de la comunidad portuaria de Cádiz, no se contempla aún que suspenda su paso por la capital gaditana.

Se da la circunstancia de que la compañía naviera dueña del buque decidió incluir Cádiz, allá por el mes de enero, en la ruta inaugural del crucero.

Según informó a Europa Press una portavoz de Salvamento Marítimo, el barco sufrió el accidente a 25 millas de tierra, a la altura del Cabo de Begur, en Girona.

El fuerte oleaje -con olas de unos seis metros- impactó contra las ventanas de un salón de proa, rompiéndolas, provocando la muerte de dos de los pasajeros y dos decenas de heridos, por lo que la tripulación decidió dar media vuelta hasta Barcelona para evacuarles. El vídeo que ya circula por Internet muestra las imágenes de pánico vividas a bordo del Louis Majesty.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios