Cine

El general Varela visto desde la historia

  • El Servicio de Vídeo de la Diputación Provincial presenta mañana el documental ‘Varela, un general con Baraka’, que analiza su figura desde perspectivas y opiniones diferentes

Baraka es una expresión de Marruecos que, generalmente, define a una persona que cuenta con protección divina o que también, como recoge el Diccionario de la Academia en su segunda acepción, tiene suerte. Y esta palabra es la que remata el título del documental que mañana viernes 17 se presenta en la Diputación Provincial: Varela, un general con Baraka, quizás por aquella frase atribuida a Franco cuando decidió que sería el general de San Fernando el responsable de liberar el Alcázar de Toledo: “Encárgaselo a Varelita, que siempre tiene suerte”.

Realizado y producido por el Servicio de Producciones Audiovisuales de la Diputación de Cádiz, el documental cuenta con guión del historiador Santiago Moreno y música de Javier Galiana. Su estreno será mañana, a partir de las nueve de la noche, en los dos patios del Palacio Provincial.

El documental no tiene narrador. El hilo argumental de la cinta lo van tejiendo la decena larga de historiadores que analizan todos los aspectos de la vida de Varela, de quien ofrecen una aproximación histórica plural. Entre los historiadores que aparecen en el documental se encuentran Paul Preston, Ángel Viñas, Jesús Núñez, Rosa Madariaga o Federico Martínez Roda, autor de la biografía Varela. El general antifascista de Franco.

Los responsables del documental trataron también de contar con la opinión de su hija, Casilda Varela, y de su nieto Enrique, que declinaron su participación. Para el estreno de esta noche sí han confirmado su asistencia a la proyección otros nietos del general isleño.

El general Varela, en el centro de la imagen, camina por la plaza de San Antonio en el año 1947. El general Varela, en el centro de la imagen, camina por la plaza de San Antonio en el año 1947.

El general Varela, en el centro de la imagen, camina por la plaza de San Antonio en el año 1947. / D.C.

El documental intenta ser plural, ofrecer los hechos históricos de la forma más rigurosa posible, de manera que los historiadores que van abordando su figura igual destacan su personalidad simpática y dicharachera, que ensalzan su vitola de excelente militar o que, también, abordan su relación con el golpe de Estado de Franco y su significativo papel en los días posteriores al alzamiento y en el transcurso de la guerra. Opiniones más o menos críticas en un documental que se trata de alejarse de lo local para analizar a quien fue uno de los grandes protagonistas de la guerra civil en el bando de los golpistas.

Así, el documental, de 50 minutos de duración, narra la vida de Varela, su nacimiento en San Fernando, hijo de un integrante de música de la Infantería de Marina y de una costurera, y cómo desde lo más humilde del Ejército llega a la Academia y consigue dos laureadas por méritos de guerra, un hecho que tenía fascinado a Franco, quien más adelante recibiría del general gaditano una laureada pero por haber dirigido una guerra. No, como él, por dos acciones de guerra en Marruecos.

La cinta avanza en sus conspiraciones, analiza su misión en la sanjurjada y su papel a partir del 18 de julio de 1936, cuando José Manuel Sánchez Gey, entonces centinela en Santa Catalina y cabo llavero, fue comandado a abrir la celda en la que se encontraba preso. Una libertad que, como se relata en el documental, le permitió dirigir el golpe en Cádiz y actuar activamente en otras provincias andaluzas, como ocurrió en los fusilamientos de Antequera y Ronda. Tras ello vendrá su participación en la batalla del Alcázar, su marcha hacia Madrid al frente de la columna que llegó hasta la Casa de Campo y su participación en otros frentes del norte de España.

La cinta analiza también el atentado de Begoña, cuando dos falangistas lo intentan asesinar y él trata después que Franco le diera la espalda a la Falange. No lo logró, Varela dejó de ser ministro y fue nombrado alto comisario de España en el Protectorado de Marruecos.

Los historiadores también hablan del dinero que el embajador británico dio a Varela, dos millones de pesetas, para que España no entrara en la guerra junto a Hitler, un punto en el que se expresan distintas opiniones acerca del verdadero fin del dinero de ese soborno.

El final del documental es, a su vez, la apertura de un debate con el posicionamiento a favor y en contra de algunos de los historiadores en torno a la retirada de la estatua de Varela en la plaza del Rey de su San Fernando natal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios