Cádiz

Una fiesta abierta a todos

  • Las asociaciones muestran su respaldo a la iniciativa municipal de facilitar el acceso a los palcos del Falla a diferentes colectivos de la ciudad

La invitación a los palcos del teatro Falla a diferentes colectivos de la ciudad se ve con muy buenos ojos desde el tejido asociativo gaditano, que respaldan la idea de abrir el acceso a una fiesta emblemática del pueblo a personas que tienen dificultades para hacerlo por su situación socioeconómica.

La noche del martes el Ayuntamiento invitó a uno de los palcos a un grupo de integrantes de la asociación Luz y Sal, que trabaja con el colectivo de personas sin hogar. Presenciaron la segunda semifinal del concurso de agrupaciones carnavalescas y conversaron con el alcalde, que ocupaba el palco contiguo.

Manuel Mení, presidente de Calor en la noche, aplaude una iniciativa que ve "positiva", porque es un modo de facilitar el acceso al palco a gente falta de medios económicos para poder hacerlo. Argumenta que si el palco está reservado para el Ayuntamiento del pueblo, este tiene que estar disponible también para los más necesitados. Además, resalta, los concejales sí tienen medios para pagar una entrada y disfrutar del concurso por sus propios medios.

El único parche a la iniciativa que vislumbra el presidente de la asociación es "la preferencia de resaltarlo de cara a la ciudad". Reconoce que para él estos gestos habría que realizarlos de un modo más sencillo, sin ningún autobombo, destacando la idea lasaliana de "que su mano derecha no se entere de lo que hace la izquierda".

Mení recuerda que el alcalde José María González ya ha donado en dos ocasiones parte de su sueldo a la asociación, dedicada a mejorar la situación de las personas sin hogar de la ciudad.

La opinión personal de Rafael Lara, presidente de la Asociación Pro Derechos Humanos (APDH) en Cádiz, también es positiva. "No veo ningún problema" y argumenta que si el palco está desaprovechado es mejor que lo puedan utilizar los diferentes colectivos desfavorecidos de la ciudad que no han tenido la oportunidad. "Que tengan acceso a la fiesta emblemática de la ciudad", enfatiza.

Lara reconoce que no es muy carnavalero y que no les toca directamente, pero "me emociona que gente que nunca ha podido acceder lo haga" y que es un modo de visibilizar a ciertos colectivos. En cuanto a las diferentes visiones planteadas por los grupos políticos durante el pleno del viernes, cuando el equipo de gobierno propuso la cesión de los palcos, Lara rehusó entrar en polémicas políticas.

"Lo hemos hablado y nos parece interesante", explica el educador de la asociación Alendoy Álvaro Zaldívar, que resalta el uso por parte de personas con menos recursos de espacios que son públicos y que forman parte de la riqueza de la ciudad. La iniciativa está dentro de la línea de actuación del Ayuntamiento de poner los recursos a disposición de la población, de favorecer la igualdad, destaca el educador.

Alendoy solicitó entradas al Patronato para presenciar el concurso de juveniles y hoy los jóvenes con discapacidad con los que trabajan estarán presentes en la final de esta categoría en el teatro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios