Cádiz 2012 La fallida ‘Operación Navarro’

  • El pasado octubre la oposición llegó a pactar la salida del presidente de Cádiz 2012 pero la decisión de Ortiz (PP) frenó la actuación diez minutos antes de comenzar la junta general

El concejal David Navarro, en la rueda de prensa ofrecida hace unos días El concejal David Navarro, en la rueda de prensa ofrecida hace unos días

El concejal David Navarro, en la rueda de prensa ofrecida hace unos días / Kiki

La cabeza de David Navarro está en la diana de la oposición desde hace tiempo. El concejal ya fue reprobado en un pleno (en julio de 2017) que pedía su dimisión o la destitución por parte del alcalde; luego perdió el mando en Onda Cádiz Televisión (en octubre de ese año); y ahora el foco de la acción se centra en la empresa municipal Cádiz 2012, cuya presidencia se tambaleó y estuvo a punto de perder el concejal de Podemos el pasado mes de octubre. Fue la fallida ‘Operación Navarro’.

La polémica en torno al alquiler de espacios y salas de la Casa de Iberoamérica que ha saltado estos días –a raíz de que este periódico diera a conocer que Ciudadanos había presentado una denuncia en el Juzgado– es el punto de partida de lo ocurrido en octubre. Al detectarse la aparente ausencia de criterio formal en torno al alquiler de ese edificio a terceros para actividades, la oposición en bloque planteó la posibilidad de destronar a David Navarro de la presidencia de Cádiz 2012.

En concreto, con motivo de la celebración de la junta general de la sociedad ese mes (celebrada el día 26) se urdió un plan para poner fin a la gestión de Navarro en esta empresa. La fórmula que se iba a seguir para ello era similar a la que meses antes había acabado con el concejal de Medio Ambiente, Álvaro de la Fuente, fuera de la presidencia de Cádiz 2000. Es decir, invocar al ejercicio de la denominada acción social de responsabilidad, por la que automáticamente el presidente era cesado.

Este procedimiento se sigue en el caso en el que el consejo de administración o la junta general acordase el inicio de acciones judiciales contra el presidente por irregularidades relacionadas con su labor al frente de la sociedad. En este caso, el inicio de las acciones irían aparejadas a esa supuesta malversación y prevaricación de David Navarro al eximir del pago del alquiler de la Casa de Iberoamérica a aquellas entidades que él había decidido, sin tener atribuciones para ello.

Juancho Ortiz frenó minutos antes de la junta general de Cádiz 2012 el pasado octubre la posibilidad de provocar el cese de David Navarro

Según ha podido saber este periódico, en aquel momento (octubre de 2018) la oposición llegó a acordar la ‘operación’. Primero alcanzando un acuerdo entre socialistas y Ciudadanos, y posteriormente entre esta formación y el Partido Popular.

Lo más llamativo de aquel episodio es que tan solo diez minutos antes del inicio de esa junta general –según han asegurado diversas fuentes consultadas– los populares renunciaron al acuerdo. Más en concreto, fue el concejal del PP Juancho Ortiz la persona que dinamitó esa suerte de moción de censura en Cádiz 2012. Al igual que ocurrió el pasado martes en el consejo de administración, cuando Ortiz ‘salvó’ a Navarro en relación a la denuncia de Ciudadanos, su negativa a unirse al plan de Ciudadanos y PSOE en octubre acabó con la posibilidad de provocar el cese de David Navarro. “Estaba todo hecho. Teníamos hasta la nota de prensa preparada”, llegan a indicar una de las fuentes consultadas.

Navarro, por tanto, sigue siendo hoy presidente de Cádiz 2012; cargo del que es muy conocedor su antecesor Juancho Ortiz, un rival político y sin embargo aliado por partida doble del concejal de Podemos en esta sociedad municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios