Cádiz

Ha fallecido Cayetano del Toro y Quartiellers

El cadáver de Cayetano del Toro, en su domicilio de la calle Tomás de Istúriz. El cadáver de Cayetano del Toro, en su domicilio de la calle Tomás de Istúriz.

El cadáver de Cayetano del Toro, en su domicilio de la calle Tomás de Istúriz. / archivo diario de Cádiz

RANDE hombre gaditano, Cayetano del Toro y Quartiellers ha pasado a la posteridad. Como a toda figura gigantesca la ha acompañado la pasión, la tempestad y la ingratitud.

Al conocerse la noticia, cientos de gaditanos acudieron al domicilio del finado, en la calle Tomás Istúriz. Sus amigos más íntimos pudieron pasar a la capilla mortuoria.

El cadáver fue introducido por la multitud en la iglesia de San Juan de Dios

El cadáver fue colocado en el sencillo féretro enviado por la Santa Caridad, forrado de azul y con un sencillo crucifijo.

En el patio de la casa se colocaron pliegos que fueron rellenados con las firmas de numerosas personas. Los telegramas de pésame también fueron colocados en el patio. Como señal de duelo, entornaron sus puertas todas las sociedades y casinos de nuestra ciudad.

Todo Cádiz acudió al emocionado entierro de Cayetano del Toro. A las tres de la tarde se organizó el cortejo, marchando el cadáver en un sencillo coche mortuorio. Detrás, la Corporación bajo mazas. Al iniciar la marcha numerosas voces se elevaron para pedir que el cadáver fuera llevado a hombros para testimoniar así la gratitud de todos al gran gaditano.

El escándalo fue creciendo y y al llegar el cortejo a la calle Prim, esquina a Obispo Urquinaona, el movimiento popular impidió que siguiera el cortejo y algunos sacaron las navajas para cortar las correas del coche fúnebre.

La multitud sacó a la fuerza el féretro y a hombros de obreros continuó la marcha. El cadáver fue introducido en la iglesia de San Juan de Dios y a continuación la multitud lo llevó hasta el salón de plenos del Ayuntamiento donde habló el alcalde.

Tanto público quiso presenciar el acto que se rompieron los cristales de la galería.

Después continuó el cortejo por la calle Sopranis, Torno de Santa María y Puertas de Tierra.

Pese a estar toda la tarde lloviendo no se recuerda en nuestra ciudad un entierro con tantas muestras de dolor como el de Cayetano del Toro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios