Cádiz

El cierre de la fábrica de Altadis ya cuenta con el acuerdo entre empresa y trabajadores

  • 63 empleados se acogerán a la prejubilación y otros ocho irán a las plantas de Santander o de Logroño

El cierre de la fábrica de tabacos de la entrada de la ciudad es desde ayer una realidad sin vuelta atrás. La dirección de Altadis y los representantes de los trabajadores firmaron en Madrid el acuerdo que permitirá poner en marcha el plan de reorganización que anunció la compañía a principios de junio.

Según el acuerdo logrado finalmente, la fábrica -en la que ya no se elabora tabaco desde el pasado viernes 28 de junio- cerrará sus puertas el 31 de diciembre, ampliándose hasta el 30 de abril las labores de desmantelamiento de las instalaciones de Zona Franca.

Este retraso en la finalización de la actividad durante los cuatro primeros meses de 2014 provocará que se puedan acoger a las prejubilaciones dos trabajadores más de los previstos inicialmente. Así, el balance final de esta operación de reajuste de Altadis será el de la prejubilación de un total de 63 empleados de la planta gaditana que tengan más de 51 años de edad el 30 de abril del próximo año y la recolocación en las fábricas de Logroño o de Santander de los ocho empleados restantes (una vez liquidados los contratos temporales de otros cinco empleados), quienes podrán elegir uno de esos dos destinos o también acogerse a una baja incentivada en las mismas condiciones que se produjeron en el año 2009 -esto es, entre otros factores, con una indemnización de 45 días por año trabajado-.

En caso de optar por el traslado, conviene recordar que la empresa y los trabajadores han cerrado un acuerdo por el que se aumenta en un 10% las ayudas y complementos que ya establecían los convenios vigentes. Por tanto, un trabajador que se marche a Logroño o a Santander recibirá alrededor de 550 euros mensuales durante cinco años en concepto de ayuda al alquiler del piso donde tendrá que vivir en el destino que elija; o también tendrá la posibilidad de recibirde una sola vez la suma de esos 550 euros mensuales durante esos años si ese trabajador opta por adquirir una vivienda.

A todos estos empleados se suman otros seis que ya han causado baja al no renovarse sus contratos en Altadis, debido al carácter eventual que tenían sus contratos.

Y también afecta el cierre de manera importante a todos los empleados de empresas auxiliares que hasta ahora venían prestando sus servicios en las instalaciones de la Zona Franca y que suman alrededor de ochenta personas que dejarán de trabajar cuando la empresa tabaquera no necesite más de esos servicios (jardinería, mantenimiento eléctrico y electrónico, limpieza, seguridad...).

Las cifras totales de este plan en España se saldan con 84 bajas por edad, 10 bajas incentivadas y 9 recolocaciones internas, afectando a las áreas de Marketing y Ventas, Servicios Centrales y la desaparación de la fábrica de Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios