Medio ambiente

Una empresa gaditana crea el primer certificado para edificios sostenibles

  • Estas construcciones pueden conseguir ahorros superiores al 50% en la factura energética y del 40% en el consumo de agua

Los dos promotores gaditanos en la sede de Diario de Cádiz Los dos promotores gaditanos en la sede de Diario de Cádiz

Los dos promotores gaditanos en la sede de Diario de Cádiz / D.C.

Dos gaditanos, Olga Tey y Jerónimo Pérez, pusieron en marcha en 2014 una empresa, OPM Grupo, que en apenas unos años ha ido diversificando su negocio con una agencia inmobiliaria especializada en inmuebles premium, una oficina técnica de proyectos, un estudio de arquitectura interior y una empresa especializada en el diseño de micro sistemas ecológicos.

El último ‘hijo’ de esta compañía gaditana es el desarrollo de un sello de sostenibilidad de edificios, denominado Mossgo, orientado a la arquitectura residencial tanto de obra nueva como de rehabilitación, así como la obtención de certificados de edificios ya concluidos si cumplen con los requisitos.

Los dos emprendedores indican que es el primer sello homologado de estas características en Cádiz y Andalucía y el segundo de España.

El proyecto, sobre el que venían trabajando desde hace un tiempo, obtuvo el impulso definitivo durante los meses de confinamiento “que aprovechamos para trabajar en su desarrollo para tenerlo ya listo” tras el inicio de la desescalada.

El negocio que acaba de ponerse en marcha ya tiene varios clientes en la ciudad, entre ellos el proyecto de un pequeño hotel que, en todo caso, está pendiente de la moratoria impuesta por la nueva ordenanza hotelera. Hoy en toda la ciudad, afirman los promotores, sólo hay un edificio con certificado sostenible. Procasa está construyendo en Doctor Marañón un bloque de viviendas sostenibles mientras que el Museo de Arte Contemporáneo que proyecta Diputación en el antiguo IES en San Francisco también está diseñado con estas normas.

Los promotores destacan que "los edificios construidos con criterios de sostenibilidad pueden conseguir beneficios económicos, mediambientales y humanos, al poder conseguir ahorros superiores al 50% en la factura energética, y una reducción del consumo de agua cercano al 40%". El sello se logra atendiendo a la localización y entorno, energía y atmósfera, materiales, gestión del agua, confort de los usuarios, coste-resultado y calidad en el edificio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios