El coronavirus golpea al sector de los cruceros ¿Cuáles son tus derechos ante la quiebra de Pullmantur?

  • Se habla de que la quiebra de la naviera Pullmantur ha podido afectar a más de 15.000 clientes así como a la tripulación de sus tres buques: el Sovereign, Horizon y el Monarch

El Sovereign, uno de los buques de la extinta Pullmantur El Sovereign, uno de los buques de la extinta Pullmantur

El Sovereign, uno de los buques de la extinta Pullmantur

Parece que finalmente será RCL, Royal Caribbean, la naviera que se hará cargo del agujero que ha dejado en el sector de los cruceros la quierbra de Pullmantur. Al parecer, según publica El Confidencial, RCL será quien se quede con los barcos y también incorporará a las tripulaciones de los mismos. Y es que RCL es la propietaria del Monarch, el Horizon y el Sovereign, que cedía a Pullmantur en alquiler.

El coronavirus ha dado la estocada definitiva a una naviera que llevaba tiempo flotando sobre un mar de incertidumbres a pesar de que los resultados económicos del último período le otorgaban un cierto respiro. Pero lejos de la catástrofe empresarial que esto ha podido significar, al parecer más de 15.000 clientes de Pullmantur andan esperando una respuesta a sus demandas. 

Finalmente ha sido la Royal Caribbean la que se está haciendo cargo de las deudas con los clientes que tenía la compañía española. En concreto, permitirá que los clientes que tienen bonos por sus viajes cancelados, tanto por la crisis del Covid-19 como por la quiebra de la compañía, puedan canjearlos por viajes a bordo de sus cruceros.

Desde la Organización de Consumidores OCU han publicado una serie de consejos para todas aquellas personas que tuvieran ya contratado un viaje con Pullmantur. Según la OCU, la normativa europea, en concreto la Directiva de Viajes Combinados, establece una serie de derechos para los consumidores afectados por la insolvencia del organizador del viaje. Esos derechos están incluidos también en la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

Hay dos posibilidades, o bien que el viaje contratado ya se haya iniciado o bien que el trayecto aún no haya dado comienzo. Lo más habitual es que el viaje aún no se haya iniciado. En este caso, la OCU indica que "la agencia de viajes debe continuar el viaje organizado, sin suplemento de precio alguno para el viajero. Si el viajero no acepta las soluciones que propone el organizador (con una razón justificada), o se trata de propuestas inaceptables, la compañía deberá facilitar al consumidor un transporte equivalente para regresar al lugar de origen, sin coste".

En cualquier caso, la OCU recuerda que como la cancelación se debe a circunstancias extraordinarias, los usuarios no tienen derecho a una indemnización adicional.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios