Cádiz

La demanda por el chiringuito de La Cierva casi triplica el canon

  • La adjudicación provisional se ha realizado a los propietarios del Tobba, en el Paseo Marítimo, por 3.800 euros mensuales

El quiosco de la glorieta Ingeniero La Cierva, en su estado actual. El quiosco de la glorieta Ingeniero La Cierva, en su estado actual.

El quiosco de la glorieta Ingeniero La Cierva, en su estado actual. / jesús marin

Comentarios 4

La demanda que ha tenido el concurso para la explotación durante los próximos diez años del quiosco situado en la Glorieta Ingeniero La Cierva ha disparado el canon anual respecto al precio de licitación fijado por el Ayuntamiento. Tanto, que el adjudicatario provisionalmente elegido casi va a triplicar el precio de salida. Hasta los 45.601 euros ascendió la oferta presentada por la empresa Novo Hogar Cádiz S.L. (gestores del Tobba, local de ocio nocturno emplazado en el Paseo Marítimo, en la esquina de Doctor Fleming), que fue la elegida ayer por la Mesa de Contratación al resultar la más elevada de las once que concurrían a la licitación. Una licitación que salía a concurso por un precio de 16.190,52 euros.

Las once empresas concurrentes a este concurso para la explotación del local de hostelería eran todas conocidas en el sector dentro de la ciudad, quedando en segundo lugar Arsenio Manila (que presentó una oferta de 44.128 euros anuales, apenas 1.500 euros menos que la oferta provisionalmente ganadora). Una tercera oferta (de los gestores de las discotecas Momart y Babylonia, en la Punta de San Felipe) superó también los 40.000 euros, situándose el resto en cifras inferiores.

Una vez adjudicada de manera provisional la explotación de este negocio de Ingeniero La Cierva -por la que Novo Hogar Cádiz abonará 3.800 euros mensuales- resta ahora finalizar con los plazos establecidos para la presentación de reclamaciones, para proceder luego a la firma del contrato, las obras de acondicionamiento que serán necesarias acometer y la puesta en marcha de la actividad hostelera.

En este apartado de reclamaciones, la Mesa de Contratación decidió ayer no atender la presentada por el concejal del Partido Popular José Blas Fernández, que exigió -en base a una sentencia reciente del Tribunal Supremo- que se contemplara en la licitación la obligación de subrogar al personal que tenía contratado este negocio. Tras rechazarse ayer su petición, el concejal insistía en su asombro "por que el Ayuntamiento dé la espalda de esta manera a los trabajadores, máxime cuando en el mes de febrero del pasado año anunciaban que iban a incluir cláusulas sociales y convertir aquello en un yacimiento de economía social".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios