Educación

Solo cuatro colegios de los 28 de la capital reciben más solicitudes que plazas para Infantil de 3 años

  • Reyes Católicos, Carola Ribed, San Felipe Neri y Salesianos, los únicos que tendrán que baremar

Escolares de un colegio de la capital acceden al centro en el primer día de clases. Escolares de un colegio de la capital acceden al centro en el primer día de clases.

Escolares de un colegio de la capital acceden al centro en el primer día de clases. / Kiki

Según el INE (Instituto Nacional de Estadística), la Tasa Bruta de Natalidad, nacidos por cada mil habitantes, en 2017 en la capital gaditana fue del 6,42 por ciento. La de 2016 fue del 6,90 y la de 2015 y 2014 del 7,16. El descenso en el número de nacimientos es notorio y se va a notar de nuevo en la escolarización de Educación Infantil de 3 años para el próximo curso, después de que el pasado lunes se cerrase el plazo de admisión de solicitudes. Porque en 2017 nacieron los niños y niñas que ocuparán esos pupitres a partir de septiembre de 2020.

A la espera de las segundas opciones elegidas por las familias cuyos hijos o hijas no van a poder entrar en sus centros preferidos, la mayoría de los alumnos cursarán estudios en los colegios escogidos, según la consulta realizada ayer por este periódico entre los colegios de la capital, tanto públicos como concertados. Solo cuatro de los 28 (13 concertados y 15 públicos) tendrán que baremar. Esto es, han recibido más solicitudes que plazas ofertadas. Dos de ellos son públicos, el Carola Ribed, con 27 impresos recogidos para una línea de 25 plazas, el mismo número que el año pasado, y el Reyes Católicos, que registra una fuerte subida de 47 a 60 solicitudes, de sobra para sus 50 plazas en dos aulas. En cuanto a los concertados, San Felipe Neri tiene 88 solicitudes para 75 plazas (tres líneas) y Salesianos ha recibido 55, para 50 plazas en dos líneas. Los alumnos que no puedan entrar en estos centros incrementarán las cifras de varios colegios de la capital.

Desciendo el número de solicitudes en ocho centros públicos y otros tantos concertados

En la escuela pública, sin contar ya a la Institución Provincial Gaditana, a pesar del descenso de natalidad puede decirse que un buen número de colegios, sin llegar al tope de sus plazas ofertadas, sí han registrado un aumento de solicitudes con respecto al cierre de entrega de impresos del año pasado. Son los casos de San Rafael con 19 (tres más), Fermín Salvochea con 12 (cinco más) y Adolfo de Castro que pasa de cero a 6, en lo que respecta a una sola línea. En cuanto a centros con dos líneas, Carlos III gana un alumno, de 36 a 37. Por su parte, la Inmaculada tiene 21 solicitudes, por las 18 que tuvo el año pasado.

En el resto de centros públicos, entre los que cuentan con una sola línea (25 plazas) San Felipe recogió 18 solicitudes (siete menos), el Juan Carlos Aragón siete (cinco menos), el Celestino Mutis también siete (siete menos), Santa Teresa siete (dos menos), Campo del Sur cuatro (tres menos) y Josefina Pascual 9 (una menos). El Gadir repite número con seis solicitudes. En dos líneas, Tierno Galván ha recibido 25 para dos líneas (50 pupitres) con un descenso de 14 solicitudes.

Aunque mantiene la pujanza en cuanto a la enseñanza pública en la capital, la enseñanza concertada sufre también los efectos del descenso de la natalidad. Aparte de los dos que tendrán que baremar, San Felipe Neri y Salesianos, solo tres de los colegios restantes han incrementado sus solicitudes: San José-Esclavas, que pasa de 35 a 48; La Salle Mirandilla, que obtiene 25 (justo para su única línea) por las 18 del año pasado; y SAFA-Villoslada, que pasa de 12 a 14. Mantienen el tipo San Vicente de Paúl con 47 (cinco menos) para dos líneas, María Auxiliadora con 40 también para dos aulas (dos menos), Carmelitas con 42 (cuatro menos) para dos líneas y Nuestra Señora de Lourdes con 18 (cuatro menos) para una clase.

Significativos son los descensos en el número de solicitudes en los casos de Amor de Dios (de 74 a 60) con tres líneas, Argantonio (de 50 a 35) con dos líneas, María Milagrosa-Juan Pablo II (de 18 a 11) con una línea y San Francisco de Asís (Rebaño de María) (de 27 a 14) también para una línea.

El número de alumnos variará en función de la asignación de plazas que la Delegación Territorial de Educación realice con los alumnos subsidiarios. Es decir, con los que no entren en los colegios que han elegido sus familias en primera opción. Estos saldrán de los centros que tienen que baremar: San Felipe Neri, Salesianos, Carola Ribed y Reyes Católicos.

Una vez se publiquen las listas de solicitantes se abrirá un plazo de diez días lectivos para la presentación de alegaciones. Si tras la aplicación de los criterios de baremación (hermanos en el centro, domicilio familiar o laboral, trabajo de la madre o el padre en el centro, renta anual, discapacidad y familia numerosa o monoparental) se producen empates, se aplicará el resultado del sorteo público que se realizará sin público y retransmitido por internet a través de la página web de la Consejería de Educación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios