Coronavirus en Cádiz

Clases particulares: un verano con más refuerzo que recuperaciones

  • Academias y centros de estudios plantean cómo reabrir, pero seguirán apostando por la enseñanza online

  • La reducción del aforo a un tercio merma considerablemente sus beneficios

Una de las aulas del centro Heracles pr eparada con mamparas para separar a los alumnos. Una de las aulas del centro Heracles pr eparada con mamparas para separar a los alumnos.

Una de las aulas del centro Heracles pr eparada con mamparas para separar a los alumnos. / D.C.

En la larga lista de ámbitos afectados por la epidemia del coronavirus, el de las clases particulares tiene mucho que decir. Con el estado de alarma, academias y centros de estudios se vieron obligadas a cerrar y a reinventarse. Como ha ocurrido con el sistema educativo, se adaptaron a las clases online. Ahora, la desescalada en la Fase 2 les permitirá retomar la actividad desde este lunes, aunque con un tercio de su capacidad, algo que disminuye considerablemente la rentabilidad económica. Por eso el verano supone para estas empresas toda una incertidumbre. Distanciamiento y rebaja del número de alumnos, menor cantidad de suspensos y la situación económica de las familias son elementos que tendrán que valorar.

Juan Manuel López, del Centro Cultural y Educativo Heracles, en la calle Torre esquina a Sacramento, destaca que “nos quedamos prácticamente a cero dos meses, resolviendo dudas online. Ahora se abre un poco de esperanza porque habrá recuperaciones del 1º y del 2º trimestre. Es más complicado explicar online que presencial, pero no queda otra”. En cuanto a la orden del BOE de poder abrir desde este lunes, López señala que “vamos a abrir en principio para informar e ir viendo cuántos alumnos vamos a tener. Con la reducción a un tercio es más complicado salir a flote, pero no queda más remedio que hacerlo. Hay que echarle valor para salir adelante”.

En cuanto a sus previsiones de negocio señala que “a ver cómo son las notas de los niños. No habrá aprobado general, pero sí van a pasar la mayoría de curso. Por lo tanto, clases para recuperar en septiembre no habrá muchas, pero sí para mejorar los conocimientos y reforzar para que, después de tres meses en una situación anómala, estén preparados para el curso siguiente”.

En Heracles habrá diez minutos entre clase y clase para desinfectar. “Aprendizaje y seguridad serán nuestras máximas. Ya tenemos preparadas las mamparas para separar al alumnado”, apunta.

Casi 300 alumnos tiene el Centro de Estudios Epsilon, en el número 28 de la Avenida Portugal. Desde el inicio del estado de alarma han impartido las clases online. Su responsable, José Lojo, asegura no tener “ni idea” de lo que puede ocurrir en verano, “curiosamente para nosotros un periodo más flojo que el curso escolar”. Eso sí, en el caso de que la mayoría de los escolares acaben aprobando, “les hará falta a muchos un refuerzo”. Otra cosa es que “muchas familias van a salir tocadas económicamente de esta situación de estado de alarma, y no van a tener para pagar clases. Nosotros hemos dado clases gratuitas estos dos meses clases a alumnos que sus padres no podían pagarlas”. “Al menos en junio salimos ganando con los exámenes de los universitarios a final del mes y con el aplazamiento a julio de la selectividad”, agrega.

En relación a la operatividad de las clases presenciales indica Lojo que “vamos a seguir de momento con las clases online, que no nos ha ido mal. Todavía al menos hasta junio no abrimos con clases presenciales. Ya veremos cómo se desarrolla esta semana”, prosigue.

“Queremos abrir a comienzos de junio para la campaña de verano, aunque tenemos la incertidumbre de ver cómo se va a desarrollar todo”. En el Centro de Estudios Parlamento reciben sus enseñanzas 50 alumnos de Primaria a Universidad. Como el resto de estos centros está cerrado desde mediados de marzo. Uno de sus responsables, José Daniel Garci, sostiene que “puede ser un verano similar a cualquier verano si los colegios mandan tareas y trabajos de refuerzo en matemáticas, idiomas y lengua. Además, los pasos de un ciclo a otro son difíciles, y los alumnos necesitarían repaso en verano”. En Parlamento esperan más refuerzo que recuperaciones, “aunque en ESO y Bachillerato sí habrá recuperaciones en septiembre”.

Cómo se van a organizar para llevar a cabo las clases presenciales. “Nosotros no damos clases a más de cinco alumnos a la vez. Va en detrimento del negocio, pero a favor de la educación de calidad”, destaca en relación a las distancias que tendrían que aplicar en las aulas entre los estudiantes. Aunque Garci tiene claro que este verano darán clases online. “Estos dos meses han servido para que los alumnos se acostumbren a trabajar desde casa y eso nos beneficia”, concluye.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios