Sucesos La Policía investiga si tiraron al mar al hombre rescatado de madrugada en Cádiz

Marítimas

Los comerciantes se llevan un chasco con la visita a Cádiz del primer crucero post covid

  • El Mein Scfhiff 2 llega al puerto gaditano sólo con 890 pasajeros y 660 tripulantes, que no pudieron entrar ni en tiendas ni restaurantes en cumplimiento del estricto protocolo impuesto por las autoridades sanitarias

Muchos los han calificado de chasco. Muchos de los comerciantes de la ciudad se levantaron la mañana de este lunes con la esperanza de que fuese un lunes algo más normal, lunes prepandemia, uno de esos lunes en los que la ciudad se llenaba de cruceristas que, a picotazos, iban dejándoles alguna que otra compra.

Pero al final no ha podido ser. Muchos de los comerciantes, sobre todo los que pertenecen a la asociación Cádiz Centro Comercial ya habían recibido hace unos días una notificación en la que se les dejaba bien claro que los viajeros que llegaban a bordo del Mein Schiff 2 este lunes no podían entrar en los establecimientos de la ciudad ni mantener ningún tipo de contacto con nadie que no forme parte de su grupo "burbuja".

Por eso, opiniones para todos los gustos. Hubo quien lo calificaba de "barbaridad". "¿Para qué queremos que venga un crucero a Cádiz si luego no dejan  a los turistas que se acerquen a nuetras tiendas?", decía Eva, que acompañaba a uno de los artesanos que ponen sus tenderetes cerca de la Catedral.

El buque llegó sobre las ocho de la mañana y en seguida empezaron a desembarcar los grupos de viajeros que habían optado por contratar una excursión a bordo. De otra manera estaba totalmente prohibido bajar del Mein Schiff 2. 

De momento tendrá que ser así hasta que los protocolos no se relajen, algo que se espera que ocurrirá en poco menos de un par de semanas, y empiecen a llegar  a la ciudad cruceros con trayectos internacionales. Se espera que sus pasajeros ya sí podrán desembarcar libremente de los buques y podrán pasearse  a  sus anchas por los comercios y terrazas de los bares de la ciudad.

La propia Teófila Martínez, presidenta de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC) mostraba su confianza en que más pronto que tarde se relajen los protocolos y todo vuelve a ser tal y como era antes de la pandemia. A su vez expresaba su plena satisfacción por le llegada de este primer crucero en casi año y medio después de que el coronavirus suspendiera todas las escalas previstas a partir de marzo de 2020.

El Mein Schiff 2 llegó con muy poco pasaje, tan sólo 890 personas, mucho menos que en anteriores viajes que viene haciendo este buque en esta nueva étapa. 

Concretamente llegó desde Cartagena y este mismo lunes ponía proa rumbo a Málaga para luego tirar para Valencia, Barcelona y ya retornar a Palma de Mallorca, donde desembarcará todo su pasaje y será conducido igualmente en burbujas hacia sus países de origen. Cabe detacar que más del 90% de los turistas que viajan en este Mein Schiff son de nacionalidad alemana.

Del buque fueron bajando de manera escalonada un total de 28 grupos de 20 turistas, de los que muchos optaron por viajar en bus, sobre todo a Jerez o a Sevilla, y otros cuantos hicieron un tour para ver la ciudad desde este medio de transporte. Por contra algunos grupos se mostraron más valientes y sí entraron en el casco antiguo, siempre en grupos burbujas con un guía delante y uno detrás cuidando que ningún pasajero se saliera del rebaño con el riesgo de que cualquiera que se saltara el protocolo podría encontrarse con la sorpresa de tenerse que quedar a vivir un tiempo en Cádiz.

En total, según informó la APBC, 400 de los 880 pasajeros que llegaron a bordo del Mein Schiff 2, un 45%, bajaron del barco para hacer excursiones por la ciudad y el entorno. La otra mitad optó por quedarse en el buque aprovechando las instalaciones que ofrece un buque de este porte.

La presidenta de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, Teófila Martínez, acompañada de la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en la provincia de Cádiz, Ana Mestre, y de la concejala de Comercio y Turismo del Ayuntamiento de Cádiz, Montemayor Mures, ha supervisado la operativa de embarque y desembarque de pasajeros y entregado una metopa conmemorativa al capitán del buque.

En declaraciones a los medios, Teófila Martínez ha destacado que la escala se ha desarrollado cumpliendo con unas estrictas condiciones de seguridad con el fin de evitar la propagación de la enfermedad, tanto a bordo como en tierra.

Para ello, ha recordado la presidenta del Puerto, la Junta de Andalucía ha aprobado un protocolo sanitario que garantiza la salvaguarda de la salud y gracias al cual es posible recibir después de 15 meses al primer crucero.

En este sentido, Martínez ha destacado también “el trabajo realizado por el personal de la Autoridad Portuaria, la comunidad portuaria, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, entre otros, para que hoy hayamos podido acoger este buque”.

Según ha explicado la presidenta, los cuatrocientos pasajeros que han bajado para hacer excursiones han constituido 28 grupos, compuestos por un máximo de 20 personas.

La mayoría ha elegido hacer rutas en autobús o rutas guiadas a pie por la ciudad, aunque también hay excursiones que han salido a otros lugares de la provincia.

En cualquier caso, tanto la presidenta como el resto de autoridades presentes, han destacado la jornada de hoy como la primera de la recuperación paulatina del tráfico de cruceros.

En este sentido, la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Ana Mestre, ha mostrado su satisfacción “al poder asistir a este primer acto de reactivación del Puerto de Cádiz, porque hoy lo que hacemos aquí es precisamente celebrar la vuelta de la actividad portuaria a través de los cruceros”.

Ana Mestre ha subrayado que “a Cádiz sin sus cruceros, no se la concibe. Sobre todo desde el impulso que Teófila Martínez les dio tras su nombramiento como presidenta de la Autoridad Portuaria de Cádiz y por eso este obligado parón a causa de la pandemia ha supuesto para la ciudad un tiempo de desaliento, de desconocimiento, ante la imposibilidad de recibir cruceros a consecuencia de la crisis sanitaria, que hemos vivido”.

Para la máxima representante del Gobierno andaluz en la provincia “el puerto de Cádiz es una infraestructura imprescindible para la ciudad para su reactivación económica, del empleo y desde luego para traernos a todos ilusión y esperanza en unos momentos tan delicados como los que estamos viviendo”.

La delegada ha valorado también “el trabajo que se ha venido realizando durante todos estos meses con la Dirección General de Salud Pública, con la Consejería de Salud y Familias, con Puertos de Cádiz y con los Puertos de Andalucía para que Andalucía fuera la primera Comunidad Autónoma en tener disponible el protocolo para poder reactivar los cruceros en los puertos”.

Asimismo, la concejala de Turismo y Comercio, Montemayor Mures, ha asegurado que “tanto el sector como el Ayuntamiento nos sentimos muy optimistas de cara al verano y al impacto económico que tendrá esta temporada de cruceros que se abre este martes”.

Mures ha destacado “las ganas que tienen los visitantes de conocer Cádiz y de vivir la ciudad, prueba de ello es el alto número de pasajeros que han decidido conocer la cultura y el patrimonio de la ciudad”.

En este sentido ha adelantado que “tanto el comercio como la hostelería como los agentes turísticos están más que preparados para recibir a los visitantes”.

Mañana mismo, todos los pasajeros del Mein Schiff serán sometidos a nuevas pruebas para comprobar día a día que nadie ha sido contagiado en ninguna de las escalas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios