Cádiz

Un centenar de personas sigue viviendo en las calles pese a la ola de frío

  • Derechos Humanos denuncia que los alojamientos temporales de Cádiz son “insuficientes”

  • La asociación recuerda el retraso del Plan Municipal para Personas sin Hogar

Una persona duerme en una calle de Cádiz. Una persona duerme en una calle de Cádiz.

Una persona duerme en una calle de Cádiz. / Fito Carreto

Cerca de un centenar de personas siguen viviendo en la calle en Cádiz capital en medio de la ola de frío que protagoniza la actualidad en esta semana. La cifra la aporta la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), que lamenta la falta de medidas eficaces para afrontar esta lacra y pide unidad de acción para acabar con este problema social: “¿Cómo puede nuestra sociedad justificar que, a pesar de lo indicado en la Declaración de los Derechos Humanos y en nuestra Constitución, siga habiendo personas que viven en la calle?”, se pregunta la asociación en una nota de prensa enviada a los medios.

Derechos Humanos de Cádiz recuerda que, a nivel municipal, se elaboró “un Plan de Inclusión Social para Personas Sin Hogar 2018-2021, cuya aplicación, aun cuando se hayan dado algunos pasos adelante, está muy atrasada. Igual que se retrasó incomprensiblemente el inicio de la campaña de frío. Es evidente también que los alojamientos temporales son insuficientes, pese a que se han puesto en marcha algunos recursos adicionales a los del albergue municipal”. Para esta asociación, es necesario “unir fuerzas y poner todo el empeño para proporcionar un techo digno a estas cien personas, en Cádiz, que carecen de él”. Y reflexiona sobre la cifra: “No son multitud, es asumible por una sociedad como la nuestra, que debería sentirse insatisfecha mientras haya una sola persona que permanezca en la calle por falta de recursos”.

Desde la APDHA se denuncia de nuevo esta situación y se exige de las administraciones una vivienda digna para “estos vecinos expulsados de la sociedad”. “Parte importante de la solución –continúa la nota– está en la prevención. Es necesario establecer mecanismos de detección de personas en situación de riesgo de pérdida de vivienda para poder actuar, anticipándonos a la exclusión total de las mismas”.

También denuncia la asociación Derechos Humanos la nula aplicación en Andalucía de los planes nacionales para las personas sin hogar, apoyados en directrices europeas: “No parece haber salido del papel pues su desarrollo, al menos en Andalucía, no se ve por ningún lado, donde incluso falta un plan autonómico”.

“Se hiela la sangre –continúa la nota de prensa de Derechos Humanos– e invade la impotencia y el desconsuelo al pensar en todas las personas que, también en estos días de frío intenso, este año mucho más despiadado de lo habitual, no tienen ningún techo digno al que acogerse. Vivir en la calle mata, la esperanza de vida de las personas sin hogar está entre los 42 y 52 años, 30 años menos que la población general”.

Finalmente, Derechos Humanos lanza una última reflexión a la sociedad y a las administraciones ante el continuo mantenimiento de este problema: “¿Cómo nos sentimos, como sociedad desarrollada al ser incapaces de resolver el problema de estas personas? Es un número no excesivamente elevado en relación con la población del país (en España hay una población de algo más de 47 millones de habitantes, dato del INE, y se calcula que existen unas 40.000 personas sin hogar, según Cáritas 2020; en Cádiz capital son aproximadamente 100 personas). Parece un problema abarcable y al que cabe dar solución, pero hay que ponerse a ello con ganas y determinación e invirtiendo los medios materiales y humanos necesarios”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios