Cádiz

El cambio de nombre del Carranza ha recibido 50.000 votos

  • El alcalde confirma que el cribado de la votación se ha paralizado para atender el requerimiento de la Agencia de Protección de Datos

  • Suman 10.000 votos automatizados que González achaca a Vox

Estadio Carranza, donde está la sede del Cádiz.

Estadio Carranza, donde está la sede del Cádiz. / Fito Carreto

Unos 50.000 votos ha contabilizado el Ayuntamiento en el proceso participativo creado para cambiar el nombre del estadio Ramón de Carranza. Una cantidad sobre la que se estaba realizando el posterior cribado, para confirmar el empadronamiento gaditano de los participantes (ya que sólo podían votar los gaditanos) y que ya ha detectado 10.000 bots que el equipo de gobierno achaca directamente a Vox.

El proceso de confirmación de los participantes, no obstante, ha quedado paralizado según ha confirmado este jueves el alcalde de la ciudad, José María González Kichi, que ha explicado que esta suspensión se debe al requerimiento que ha realizado el Consejo Andaluz de Transparencia y Protección de Datos ante las denuncias presentadas por incumplimiento de la Ley de Protección de Datos (al consultar el propio Ayuntamiento los datos de los participantes en el padrón, algo que no se ajustaría a la legislación) “y que los técnicos creen que hay que responder”. Por tanto, el trabajo en torno al Carranza se centra ahora en enviar el informe requerido por este consejo andaluz antes de seguir comprobando los datos de los participantes.

En cualquier caso, José María González ha insistido en que el Ayuntamiento cambiará el nombre al estadio para cumplir con la Ley de Memoria Histórica, “porque Carranza era un alcalde fascista y el estadio de la ciudad no merece llevar su nombre”. Y al hilo de esto ha señalado a PP, Ciudadanos y al grupo municipal del PSOE por “los intentos de zancadillear” este proceso “porque Carranza era uno de los suyos, un alcalde franquista”.

“Hubiera sido más fácil no hacer este proceso, pero entonces habrían dicho que este alcalde es un cacique. Y yo quería saber la opinión de la ciudad sobre el nombre de su estadio de fútbol”, ha trasladado también González respecto a este proceso lleno de obstáculos y polémicas que, curiosamente, no se ha dado en otras vías o equipamientos de la ciudad a los que el actual equipo de gobierno ha cambiado el nombre (como la avenida Juan Carlos I o el Teatro Pemán, entre otros ejemplos).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios