Cádiz

Vecinos de San Vicente denuncian el estado de un solar de la calle Cruz

  • Se trata de una finca de Procasa que "está llena de gatos y se ha convertido en un foco de infección"

Un grupo de vecinos de la calle San Vicente han exigido al Ayuntamiento de Cádiz que actúe de forma inminente en una finca, perteneciente a la empresa municipal Promoción y Gestión de Viviendas de Cádiz (PROCASA), que se encuentra ubicada en la calle Cruz número 11. Según una nota de prensa enviada a este medio por ese grupo de vecinos, el inmueble, que se encuentra semi-abandonado, alberga desde hace más de dos años a decenas de gatos, que han convertido toda la zona en "un foco de infección e insalubridad difícil de soportar".

Estos animales, además de generar una gran cantidad de suciedad en todas las calles aledañas a la finca en cuestión (hay una gran cantidad de excrementos y orín en todo el entorno), se han convertido "en la causa de que en la zona existan numerosos insectos y todo tipo de parásitos, tales como pulgas, que han obligado a los vecinos a extremar las precauciones, especialmente en relación a los niños y mascotas, y a fumigar por cuenta propia algunos inmuebles".

El elevado número de gatos existentes en esta casa de la calle Cruz también ha originado que diversos vecinos de la zona hayan tenido que colocar vallas en sus edificios ya que los gatos entran en sus casas, con los riesgos que ello conlleva.

Hasta la fecha, prosigue la nota de denuncia, "los vecinos han interpuesto numerosas quejas en las instalaciones de Procasa, han redactado escritos a los responsables municipales del inmueble y han tramitado la correspondiente denuncia en la Delegación Municipal de Salud" sin que hayan obtenido "una respuesta eficaz por parte de la Administración local".

La pretensión de estos vecinos es que se actúe de forma inminente en la zona, se realice una limpieza minuciosa en la finca, se fumigue, se retiren los animales muertos que existen en la casa, y se les busque a los animales que aún están en el solar un lugar adecuado donde vivir y no sean una auténtica molestia para nadie.

"El temor a que la situación se haga verdaderamente insostenible en los próximos meses, debido a que varias de las gatas se encuentran embarazadas, por lo que el grupo de gatos aumentará de forma importante, y la llegada de las altas temperaturas, que harán que los olores sean aún más fuertes, ha originado que estos vecinos hagan pública esta situación", concluye la nota enviada a los medios de comunicación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios