comercio Sorprendente jornada de ‘Cádiz Pirata’

  • El programa de actividades comenzó en San Agustín y superó las expectativas de participación

Un monitor de la actividad refresca con agua a los niños. Un monitor de la actividad refresca con agua a los niños.

Un monitor de la actividad refresca con agua a los niños. / Fito Carreto

Comenzó una nueva edición de ‘Cádiz Pirata’ con gran expectación y afluencia de público desde las primeras horas de la mañana de ayer, tanto en la plaza de San Agustín como en la Fundación Unicaja, con el inicio de la ‘Gymkhana Corsaria’ y los talleres de medio ambiente para los más pequeños.

Manuel Queiruga, presidente de Cádiz Centro Comercial Abierto, afirma que se han quedado sorprendidos con la numerosa participación en esta primera jornada del programa. Desde el comienzo de los talleres en el patio de la Fundación Unicaja ya se presagiaba un éxito rotundo, ya que, en palabras de Queiruga a este medio, “no cabía nadie más en la sala”. A las 11.00 horas, en San Agustín, comenzó la esperada Gymkhana. No era una difícil tarea ver a grupos de familias con sus respectivos mapas buscando la localización de los diez piratas que estaban repartidos por todo el centro, para superar las pruebas que estos marcaban y, así, conseguir numerosos premios como gorras y bolsas. Desde las 10.00 también estuvo habilitado en San Agustín un punto de información en el que canjear los vales de compra, y en el que hasta varios turistas preguntaron cómo conseguirlos y cómo participar en las actividades del programa.

Queiruga ofreció a este periódico datos sobre los valen que habían sido entregados hasta las 14.00 horas, y las cifras no dejaban de sorprender con cerca de 100 tickets canjeables por un valor de diez euros. Debido a que el gasto mínimo para recibir estos vales es de 40 euros, concluimos que en una sola mañana los clientes se dejaron más de 4.000 euros.

Poco antes del medio día comenzó la actividad en la plaza de San Antonio. Música y baile que los monitores de la actividad ejecutaban con los más pequeños para, a las 12.00, comenzar las actividades con una globatina en la que pequeños y mayores se unieron en el lanzamiento de globos para refrescarse durante las horas de más calor del día. Al comienzo de la globatina se repartieron 300 camisetas, de las cuales, para sorpresa de la organización, no sobró ninguna. Siguió la música y la fiesta para los más pequeños y no tardó mucho en llegar la hora de la fiesta de la espuma que cubrió de blanco la plaza para, tras esta, dar un descanso al público para reponer fuerzas y continuar en la jornada de tarde.

A las 18.30 horas, lo mejor estaba todavía por llegar. En San Antonio se llenaron los hinchables y dieron comienzo varias actividades piratas, como un tobogán, talleres de viseras, ciencias piratas, casetas de juegos, para la diversión de los más pequeños. El día todavía no había terminado y, a las 21.30 horas, dieron comienzo los espectáculos en el escenario de San Agustín. Mon, pirata artista por un día ofreció un concierto enfocado al disfrute de los más pequeños y posteriormente, a las 22.30 horas, actuó la comparsa ‘El Marqués de Cádiz’ para las delicias de los mayores asistentes al acto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios