universidad

La Selectividad de la 'nueva normalidad' reúne desde este martes a 7.435 alumnos gaditanos

  • Las pruebas de Acceso a la Universidad comienzan mañana con el examen de Lengua Castellana y concluyen el jueves con Historia del Arte

Estudiantes realizando un examen en 2018. Estudiantes realizando un examen en 2018.

Estudiantes realizando un examen en 2018. / Julio González

Las Pruebas de Acceso y Admisión a la Universidad (PevAU) comienzan este martes en toda Andalucía en la Selectividad más atípica de la historia. El Distrito Único Andaluz ha elaborado un calendario de tres días que echa a andar mañana y concluirá el próximo jueves en la primera convocatoria, mientras que la convocatoria extraordinaria de septiembre se desarrollará los días 14, 15 y 16.

En la provincia de Cádiz serán 7.435 los alumnos que se presenten a estos exámenes cruciales para su futuro y que comenzarán con la prueba de Lengua Castellana y Literatura II a las 8.30 horas. Le seguirá el ejercicio sobre Historia de España y el día acabará con el test sobre Lengua Extranjera (prueba de acceso).

El miércoles a las 8.30 horas se citará a los estudiantes para tres exámenes: Fundamentos del Arte II, Latín II y Matemáticas II. A las 11.00 horas será el turno de Griego II y Matemáticas Aplicadas a las Ciencias Sociales II. La jornada acabará con los exámenes de Física e Historia de la Filosofía.

El jueves, última jornada de las Pruebas de Acceso a la Universidad, se desarrollarán los ejercicios sobre Dibujo Técnico II; Economía de la Empresa; Cultura Audiovisual II y Biología, a primera hora. Le seguirán Diseño; Geografía; Lengua Extranjera (fase de admisión) y Química. El último día de exámenes concluirá con los ejercicios de Artes Escénicas; Geología e Historia del Arte.

Por la tarde el jueves, debido a las incompatibilidades horarias de algunos alumnos, se realizarán los exámenes de Biología; Cultura Audiovisual II; Economía de la Empresa; Geografía; Historia de la Filosofía; Latín II; Lengua Extranjera II (Admisión); Matemáticas Aplicadas a las Ciencias Sociales II; Matemáticas II; Química e Historia del Arte.

La cifra de alumnos convocados este año es un 20 por ciento mayor que en la edición de 2019, cuando se concentraron 6.130,  debido a un mayor número de aprobados en junio en 2º de Bachillerato y al incremento del número de estudiantes, alrededor de mil, que se presentan de nuevo en la fase específica para subir nota.

Debido a la imposición de las normas higiénicas y sanitarias derivadas de la pandemia del coronavirus, la Universidad de Cádiz ha ampliado este año las sedes para acoger esta prueba, pasando de las 15 del año pasado a las 21 de este año. Se incluyen por primera vez localidades como Villamartín, Barbate y Arcos de la Frontera para evitar desplazamientos. En el Campus de Cádiz se pierde una sede en Medicin, pero se suman las de Ciencias del Trabajo, Enfermería y el IES Trafalgar de Barbate. Completan el sexteto las de Económicas y Filosofía y Letras. En el caso de Puerto Real habrá una sede más: el CASEM. Y en Jerez la Fundación Albor. En Algeciras no aumentan las sedes, pero sí los edificios.

Desde la Universidad de Cádiz se ha contratado un servicio “excepcional” de limpieza con 120 personas que, repartidas en los cuatro campus, desinfectarán cada aula al término de las pruebas, y 60 vigilantes de seguridad. De la misma manera, el número de vocales pasa de 204 a 421, siendo más compleja la estructura del tribunal con un presidente único, dos secretarios, un coordinador PevAU-Covid y un coordinador de las pruebas por cada campus. La UCA pondrá en marcha una maquinaria compuesta por más de 600 personas.

La principal novedad organizativa radica en el protocolo sanitario, con el nombramiento de un coordinador por Universidad, un plan de actuación específico por sede, medidas generales de prevención y disponibilidad de equipamiento EPI para los miembros de los tribunales. Cada alumno recibirá una pegatina adhesiva de color que deberá llevar en lugar visible durante el desarrollo de las pruebas para identificar a qué grupo pertenece en una distribución de flujos remarcados por colores para dividir y escalonar los accesos y evitar aglomeraciones. Asimismo, los estudiantes no podrán compartir objetos y deberán ocupar el mismo pupitre y aula cada día. La separación física está asegurada ya que cada aula no superará el 33 por ciento de su aforo. Llevarán obligatoriamente mascarilla y se les recomienda acudir con bebidas y comida de casa puesto que las cafeterías de las sedes estarán cerradas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios