Cádiz

Segunda Aguada sufre de nuevo

  • El aumento de camiones por la zona en los últimos meses vuelven a causar molestias a los vecinos. Éstos reclaman una solución y atención a sus demandas

Segunda Aguada es un desfiladero que según el momento y la hora del día se convierte en un atolladero. Un recorrido largo, estrecho, con paredes altas, mucho estruendo y humo de tubos de escape. Esa es la sensación que sienten, un día cualquiera, quiénes viven en la avenida Segunda Aguada. Es la actual situación que si parece que mejoraba tras las primeras reuniones con el Consistorio ahora con el paso del tiempo y la falta de insistencia en la medidas aplicadas, han vuelto aparecer.

Los vecinos que viven en la mencionada avenida ven como su vía es lugar de paso habitual de camiones - llegando al día incluso a unos 900, según un estudio hecho por los vecinos. Por eso el coletivo vecinal de la avenida Segunda Aguada expresa su insatisfacción con la actual situación y reclaman al Ayuntamiento una pronta solución.

Casas con doble cristal o ventanas herméticas es lo usual. El paso de camiones en los dos sentidos convierte la calle en peligrosa, constituyendo un peligro para los viandantes (sobre todo para los niños) donde ha habido incluso muertes, a lo que se une el ruido que dificulta el descanso. Por ejemplo ver la tele a las tres de la tarde es imposible y dormir la siesta en muchas ocasiones también según la gente del lugar. La situación se torna complicada porque esta avenida constituye una de las salidas obligadas de Cádiz junto con la Avenida Juan Carlos I (la paralela) y por tanto se convierte en un corredor muy transitado.

Sin embargo, los vecinos advierten que no es lugar adecuado para el paso de camiones. "Con el arreglo que se hizo del acerado meses atrás, hace que todo este muy justo. Un camión pasa, pero dos, uno en cada sentido, con las aceras más estrechas y cuando se abran las palmeras no sé si irá bien. Además es una zona muy sensible al tráfico, que en cuanto ocurre algún incidente se resiente mucho", explica a este periódico el presidente de la asociación de vecinos de la mencionada avenida, José Pichardo.

Esta dificultad viene ya del año pasado. Por aquel entonces el movimiento vecinal recién constituido en asociación, tras unas obras en el acerado se reunió con el Ayuntamiento de Cádiz con presencia de la alcaldesa y varios concejales. Se consiguió que se desviara parte del tráfico de tal forma que los camiones de pequeño tonelaje pasaran por Juan Carlos I, mientras que los de gran tonelaje seguían circulando por la avenida Segunda Aguada. Se intento que los camiones que salián de la ciudad lo hicieran por Juan Carlos I y los que accedían a Cádiz por la mencionada vía. Por último se instalaron señalizaciones para informar a los camioneros, además de enviar un escrito a la asociación de camioneros.

" Todo hay que decirlo, el Ayuntamiento es receptivo, pone las señalizaciones, informa, e intenta solucionar, pero tiene que estar más encima. Nos gustaría que se sintiera la presencia de la policía de proximidad o de barrio, aunque también hay que decir que la Policía Local viene", aclara a esta cabecera José Pichardo.

Pero ahora la realidad es otra: "parece que se ha relajado otra vez y vuelven a pasar los camiones", explica el presidente de la asociación.

Lo demuestra una estadística que ha elaborado la directiva de la asociación, en la que medían durante seis días y en diferentes franjas horarias los vehículos que por allí transitaban. "Un conteo tomado a pie de carretera hecho por nosotros mismos".

Según reflejan los datos, 1.051 camiones de menos de 20 toneladas siguen pasando por la avenida, de los que 480 pasan a a diario mientras que 1.117 de gran tonelaje lo hacen por Juan Carlos I. Aunque no está contrastado con el Ayuntamiento que también planteó realizar una estudio de l problema.

La asociación de vecinos prevé una reunión para septiembre- octubre con el Ayuntamiento, para reclamar soluciones y plantear propuestas como equilibrar el tráfico entre las dos avenidas y sobre todo una campaña de concienciación para los propios camioneros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios