Gastronomía Platos sencillos

Sandwiches elaborados por el cocinero de Rota en directo

  • José Luis Santamaría presenta su libro, 'Recetas sabrosas con mucho salero', en la librería-café La Clandestina

"Una cosa es ser gracioso y otra caer en gracia. Y parece que yo he caído en gracia entre la juventud, que me tienen loco con los comentarios en internet". Así se presentó ayer en Cádiz el cocinero de Rota, "el único con denominación de origen", según se define a sí mismo José Luis Santamaría, quien estuvo en la librería-café La Clandestina para hablar de su primer libro, Recetas sabrosas con mucho salero, compuesto por más de 200 platos ideados por el propio Santamaría.

Mientras él hablaba -de su vida y de su libro-, fue elaborando ante los presentes un plato sencillo, "algo que yo sé hacer desde chiquitito. Es una cosa que sabe hacer todo el mundo, pero es tan sencillo que no se hace en casa. Y sienta muy bien". Así, se puso manos a la obra a preparar unos sandwiches de lechuga, mayonesa y huevo duro, que, según apuntó, puede servir para hacer un convite de comunión en estos tiempos de crisis, ya que con 4 ó 5 euros da para bastantes bocadillos.

Con su sencillez y naturalidad, el cocinero de Rota contó cómo comenzó a trabajar de camarero en la Base de Rota, labor que fue compatibilizando con trabajillos que le salían de cocinero. Luego empezó a hacer su programa de televisión, Hosteleria de cerca, primero en los bares y luego "más en serio". También habló de su colaboración en el programa de la Sexta El Intermedio, en el que se negó a hacer recetas de otros cocineros. Dijo que él sólo hace sus recetas y se viste de blanco y verde, no se pone un pañuelo rojo como le pidieron una vez en el País Vasco.

Al preguntarle sobre su plato estrella, contestó rotundo: "Todos son estrella, porque es muy importante tratar todos con mucho cariño. Por ejemplo, no puedes dejar la sartén y mientras ir al cuarto de baño porque se te quema la comida".

José Luis Santamaría explicó que, para el libro, ideó entre 4.000 y 5.000 recetas y que las que le sobraron no las utilizará para su próxima obra, en la que ya está trabajando. Para esa tiene platos nuevos.

Reconoció que él no es cocinero, pero ha hecho muchos cursos y nunca ha dejado la cocina. Y dijo que cuando le llegó la fama "más o menos lo esperaba".

Mientras elaboraba los sandwiches, iba también desvelando algunos "trucos", como la forma de cortar la lechuga a la juliana, echar mantequilla fundida fría si falta mayonesa, qué hacer para no llorar cortando cebolla (ponerse una de las capas en la cabeza) o para pelar bien los ajos (dejarlos diez minutos en agua fría).

Santamaría acabó su intervención contando chistes mientras daba a probar a los presentes el delicioso plato que había preparado en directo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios