Cádiz

Rosa de la Flor trata de enseñar músculo ante la militancia del PSOE en Cádiz

Rosa de la Flor levanta el puño ante la militancia socialista.

Rosa de la Flor levanta el puño ante la militancia socialista. / Tomás Gómez

Rosa de la Flor, una de las dos personas que ha presentado su candidatura para las primarias del PSOE para la Alcaldía de Cádiz, el otro es Óscar Torres, ha tratado de enseñar músculo en el acto que ha tenido lugar en la Casa del Pueblo de Gaspar del Pino con un salón de actos repleto en la que presentó a la militancia su proyecto

Tremendamente emocionada cuando ha subido al atril, ha lanzado una serie de mensajes hacia dentro del partido pero también hacia fuera pero con el denominador común de la autocrítica que es necesaria hacer para analizar por qué los resultados electorales en las municipales son cada vez peores comicio tras comicio: “Las primarias nos ofrece la posibilidad de debatir. Llenamos actos y creemos que vamos a ganar pero los votos están ahí fuera”. En este sentido, ha señalado que “no hemos sido capaces de decir qué hemos hecho mal”.

Ha habido también alguna que otra acusación velada porque De la Flor entiende que a la calle llega que tenemos peleas internas, “como en todos los partidos, pero piensan que aquí lo hacemos para mantener los cargos públicos”.

Ha querido dejar claro que “soy la candidata porque nadie ha tenido que empujarme a que me presente. Me lo dijeron los compañeros y lo he hecho de manera libre y convencida. Ser alcaldesa sería un orgullo”.

Asimismo, ha dicho que no se considera “una candidata de segunda. En la prensa en los últimos días se dice que los candidatos que nos presentamos somos de segunda y os aseguro que yo soy de primerísima porque creo que tengo capacidad y cualidades suficientes para liderar un proyecto como este”.

Ha lamentado que su partido haya tenido tantos problemas para encontrar candidato “porque nadie quiere hacer política local, que es la más difícil porque con pocos recursos hay que hacer las cosas, pero la más bonita porque los logros van para las personas que conoces”.

Ha añadido que aprendió mucho de la ciudad de su etapa de concejal, ha tirado de que ha sido una persona muy trabajadora toda su vida desde que empezara en el Tiempo Libre en la categoría de limpieza hasta que con 35 años decidió matricularse en Derecho: “Trabajar sin descanso llevo toda la vida”.

Tiene muy claro que la persona que encabece el proyecto socialista en la ciudad “debe transmitir los valores del socialismo, pero no de boca, sino que hay que ejercer de socialistas y hay que vivir como los socialistas y eso lo tienen que percibir los ciudadanos”.

La candidata a las primarias ha afirmado que coincide Óscar Torres sobre muchas cosas de la ciudad “pero la diferencia está en cómo lo vamos a abordar. Hace falta un análisis profundo de esta ciudad” y, por ello, anunció que, si sale elegida, se haría un Plan Estratégico de la ciudad para desarrollar en ocho años.

Ha hecho esta promesa pero después estableció otro compromiso: si finalmente es la candidata a la Alcaldía de Cádiz y obtiene peores resultados que los que obtuvo su partido en 2019 (cinco concejales), pondría su cargo a disposición de la organización.

Y también ha lanzado una propuesta al otro candidato, a Óscar Torres: la posibilidad de que haya un debate entre los dos antes del 11 de diciembre, que es la fecha en la que la militancia socialista tendrá que votar entre los dos aspirantes.

Antes, en una comparecencia ante los medios, dijo que contaba con el apoyo de Mara Rodríguez, la ex portavoz socialista, que no había podido asistir por temas de trabajo, y de Francisco Javier Ramírez, los otros dos concejales que junto a ella dimitieron del grupo municipal socialista en enero de este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios