Cádiz

Primera noche con toque de queda en Cádiz

La calle Ancha de Cádiz, sin viandantes ayer a las 23 horas. La calle Ancha de Cádiz, sin viandantes ayer a las 23 horas.

La calle Ancha de Cádiz, sin viandantes ayer a las 23 horas. / Julio González

Cádiz estrenó esta noche pasada el toque de queda establecido por el Gobierno central a través de un estado de alarma y tras un Consejo de Ministros de carácter extraordinario. El Ejecutivo reedita la excepcionalidad que ya fijó en marzo con la intención en esta ocasión de extenderla hasta el próximo 9 de mayo.

Aunque este estado de alarma es diferente al que se decretó para tratar de atajar la expansión del coronavirus en la primera fase de la pandemia. Se trata de un estado de alarma con unas condiciones mínimas, dejando que sean las propias comunidades las que arbitren las restricciones mayores. En esta ocasión, el mando único queda delegado a los presidentes de las respectivas comunidades autónomas, que serán las autoridades competentes mientras dure el estado de alarma. El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, que reúne a Ministerio de Sanidad y a las consejerías territoriales, se encargarán de ir modulando las medidas según la evolución de la pandemia.

El decreto que ha aprobado el Gobierno procura un toque de queda obligatorio en todo el país entre las once de la noche y hasta las seis de la mañana, aunque los gobiernos regionales pueden atrasar o adelantar un hora esos límites horarios a su conveniencia. No contempla, por tanto, como sí ocurrió en marzo, el confinamiento total de la población ni la paralización de actividades no esenciales.

La activación de este mecanismo constitucional había sido solicitado por hasta once comunidades autónomas como medio para obtener un paraguas jurídico que le permitiera restringir derechos como el de la movilidad para tratar de atajar la pandemia en esta segunda ola de expansión.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, que se ha declarado partidario de una opción que considera positiva, asegura que no rehusará "la toma de decisiones" y que primará "la garantía de la salud pública intentando poner en el menor riesgo posible la actividad económica".

Por ahora, el Gobierno andaluz lo que sí ha decidido en el marco de su territorio es el cierre perimetral de Granada y su área metropolitana a partir de este lunes y las provincias de Sevilla, Córdoba y Jaén estrenan nuevas restricciones este domingo: reducción del aforo al 50% en bares y restaurantes y el cierre de los mismos a las 22.00 horas a excepción de los servicios de entrega de comida a domicilio. La agrupación máxima será de seis personas en actividades o eventos de carácter familiar o social en la vía pública.

La orden publicada este sábado en el BOJA también incluye el cierre de peñas y asociaciones culturales o gastronómicas y un máximo del 50% del aforo en ceremonias civiles o religiosas.

La provincia de Cádiz inicia este nuevo estado de alarma con un total de 203 hospitalizados por covid y 138 positivos más registrados este domingo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios