Nueva cocina para el Programa de Capacitación Doméstica de Aspademis Primer paso hacia la independencia

  • Aspademis inaugura, gracias a una ayuda de la asociación Pekes Benéfico, una nueva cocina para su Programa de Capacitación Doméstica, dirigido a mayores de 16 años con discapacidad intelectual

  • La idea es crear un minipiso donde los usuarios puedan practicar las labores de la casa

Están encantados con su nueva cocina. "Ahora está todo nuevo y vamos a poder hacer más cosas", "y hay más armarios para guardar las cosas", comentan María Eugenia, Eva, Manuel y Belén Lucía, usuarios de Aspademis, en la inauguración de la cocina que acaba de poner en funcionamiento esta asociación de padres de niños y jóvenes con discapacidad psíquica de Cádiz y Bahía para su Programa de Capacitación Doméstica. Expresan que gracias a este nuevo equipamiento, ya no tendrán que ir hasta el cuarto de baño para fregar los utensilios de cocina en el lavabo, ya que ahora cuentan con un fregadero.

El presidente de Aspademis, Francisco Martín, explica que el proyecto de esta nueva cocina ha podido hacerse realidad gracias a la ayuda de la Asociación Pekes Benéfico, que donó el 100% del dinero recaudado en su III Cena de l@s Valientes celebrada en junio del año pasado. El responsable de esta entidad, Enrique Sánchez Portillo, apunta que Pekes Benéfico "no solo ha dado el dinero, sino que nos hemos implicado en el proyecto hasta el final, participando en su elaboración y desarrollo".

Sánchez Portillo comenta que para esa convocatoria de ayuda se presentaron varios proyectos de distintas entidades y se valoraron entre los miembros de la asociación –formada por padres y miembros de la directiva de la Escuela Infantil Pekes–. "Siempre buscamos proyectos que se puedan ejecutar completos con el dinero que se recauda en la Cena de l@s Valientes. Intentamos que sean en Cádiz capital y suele priorizarse que vayan dirigidos a ayudar a menores y a sus familias; por eso nos parecía ideal este proyecto, porque busca la independencia de estos chicos y eso va a repercutir en su entorno familiar", argumenta.

Francisco Martín señala que la idea era crear una cocina completa, "lo suficientemente grande para que varios usuarios puedan trabajar a la vez y desarrollar una serie de habilidades que los hagan autosuficientes además de trabajar las habilidades sociales; todo esto apoyados por profesionales de logopedia y psicología". Y esta cocina cumple con estos requisitos. Está equipada con frigorífico, horno, microondas, vitrocerámica, fregadero, armarios y una mesa amplia de comedor (todavía falta por instalar una lavadora).

Según expone Rosa Fernández Melero, secretaria de la junta directiva de Aspademis, gracias a esta nueva cocina van a trabajar todo el proceso de elaboración de las comidas: "Primero tendrán que ver lo que se necesita para elaborar los platos y harán la lista de la compra, con lo que se trabaja la logopedia y la lectoescritura; después irán a comprar, con lo que también trabajan la ubicación espacial, el manejo del dinero y el trato con el personal de los establecimiento; luego, el orden en el almacenaje; la preparación de la comida y la recogida de la mesa y el fregado". Añade que cuando les llegue la lavadora, también podrán aprender a hacer la colada, tender la ropa y planchar.

El presidente de Aspademis reconoce que "ha sido muy duro poner en marcha el proyecto", por lo que al verlo hecho realidad, expresa su "satisfacción, alegría e ilusión". Asimismo, quiere transmitir su agradecimiento a la Asociación Pekes Benéfico, ya que sin su ayuda, "hubiera sido imposible poder realizar esta cocina para el Programa de Capacitación Doméstica".

Francisco Martín afirma que esta cocina es "el primer paso para montar un minipiso" donde los usuarios de este programa "aprendan y practiquen las labores diarias que se realizan en una casa". Han empezado con la cocina y ya están acondicionando otra sala para que sirva de salón, donde también se ha instalado al fondo una cama con el fin de que aprendan a hacer la cama.

Rosa Fernández Melero añade que los chavales podrán habitar ese piso temporalmente "para ir desarrollando todas las habilidades y aprendan a vivir autónomamente para el día que lo necesiten". En este sentido, resalta que los padres de estos chicos "cada vez somos mayores y ellos tienen que ir asumiendo un rol más importante en las labores domésticas y cotidianas, por eso, a las familias nos resulta vital que ellos vayan desarrollando esas habilidades".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios