El desarrollo urbano de Cádiz

Plan para arreglar San Juan de Dios tras ocho años de deterioro

  • Los técnicos evidencian que hay muchos defectos de ejecución motivados por la rapidez con la que se terminó su reforma, de cara a los fastos del Bicentenario en 2012

El pavimento en la plaza de San Juan de Dios El pavimento en la plaza de San Juan de Dios

El pavimento en la plaza de San Juan de Dios / Julio González

La plaza de San Juan de Dios es el kilómetro 0 de la capital. Funciona como auténtica puerta a la zona comercial del casco antiguo y como acceso de los miles de turistas que cada año llegan en los cruceros marítimos.

Convertida durante décadas en un gran estacionamiento de coches rodeado de bares y restaurantes, los fastos del bicentenario de la Constitución de 1812 animaron al Ayuntamiento, entonces en manos del Partido Popular, a darle una vuelta radical y convertirla en una plaza sin coches, en una clara apuesta por la peatonalización.

El ambicioso proyecto se topó sin embargo con un calendario ajustado de ejecución. La plaza debía estar lista el 19 de marzo de 2012, fecha de inicio de los actos oficiales del Doce, lo que obligó a trabajar a destajo. Y tanta rapidez acabó afectando a la calidad del proyecto.

Convertida en plaza peatonal, San Juan de Dios se ha convertido en un recinto con mucha vida ciudadana. Más allá del uso y gasto del suelo en las fiestas del Carnaval o en la Semana Santa, se convierte en un mercadillo cada vez que llega un crucero, y éstos son cada vez más abundantes. A ello se le une el paso de los pesados vehículos de la limpieza, y el puntual de los servicios de emergencia. Todo ello ha provocado un desgaste que supera al que debería ser normal tras ocho años en uso.

Ante esta situación, la Delegación de Mantenimiento Urbano está elaborando un plan de actuación para solventar los problemas de la calzada, que hace peligrar incluso el paseo a las personas más mayores, en todo el recinto.

"Los técnicos han resaltado que muchos de los defectos en la ejecución de las obras de peatonalización han estado motivadas por las prisas del Doce", destaca el teniente de alcalde de Urbanismo y Mantenimiento Urbano, Martín Vila.

Con el nuevo contrato del servicio de Mantenimiento Urbano, la actuación sobre la trama urbana se ha dividido en zonas sobre las que se trabaja a lo largo del año. Ahora se está metido de lleno en la barriada de La Paz, le seguirán Cerro del Moro y La Laguna.

La intención es actuar en la plaza de San Juan de Dios, de la que ya se tiene una radiografía clara de los daños que sufre, una vez concluyan las festividades que provocan que en esta zona se acumulen cada día gran cantidad de personas: Navidad y Reyes, Carnaval y Semana Santa. Tras ésta, se trabajará ya de pleno en el kilómetro 0 de la capital.

Hay que tener en cuenta que en julio Cádiz volverá a ser sede de una Gran Regata, con lo que ello supone de una masiva afluencia de público.

En los trabajos a realizar se mantendrán la nueva ubicación de la parada de los taxis, a los pies de la sede de Diario de Cádiz. El proyecto de 2012 no planificó este estacionamiento por lo que entonces se tuvo que habilitar con urgencia una parada en plena zona peatonal, con una saturación de vehículos en una área muy transitada y con daños en el firme que ahora se han solventado.

Los obligados arreglos en la plaza de San Juan de Dios se van a ejecutar cuando el Ayuntamiento está a punto de iniciar las obras de reurbanización de la plaza de España, para convertirla en una espacio peatonal como uno de los referentes de la mejora de la movilidad urbana en la capital, y aprovechando una zona hoy muy poco utilizada por la ciudad.

En su momento, el Ayuntamiento acometerá también la conexión peatonal de estas dos referentes plazas, con un plan en la avenida del 4 de Diciembre de 1977. La idea inicial es peatonalizar esta vía, que cuando se arregló San Juan de Dios ya estuvo cerrada al tráfico sin provocar traumas en la circulación del casco antiguo.

Sólo se permitiría el paso, además de a los servicios de emergencia, a los vehículos con usuarios con movilidad reducida o al acceso a estacionamientos.

Estrechamente unida a este último proyecto, que presumiblemente se podrá desarrollar a lo largo de este mandato de gobierno, está la puesta en marcha de la nueva ordenanza de estacionamiento regulado, una ambiciosa norma que afecta al conjunto del Cádiz Antiguo, reordenando por primera vez todo tipo de aparcamientos y las zonas peatonales.

Una de las vías sobre las que se quiere actuar a medio plazo, una vez entre en funcionamiento esta ordenanza, es la calle Arquitecto Acero, una vía muy degradada pues funciona como mero aparcamiento. La intención es transformarla en vía peatonal lo que supondrá una mejora sustancial en la accesibilidad en una plaza tan importante como la de Catedral.

Esta plaza también necesita de importantes obras de mantenimiento, especialmente en el suelo de mármol en el centro del recinto, aunque en la etapa del PP se realizaron obras de mejora muy puntuales. Peatonalizada por el PSOE hace treinta años, es una operación que quedará pendiente en los planes municipales.

Martín Vila destaca también la necesidad de la mejora de espacios públicos en Puerta Tierra. En este mandato se quiere mejorar la accesibilidad en el Drago y, sobre todo, actuar en Puntales gracias a la Edusi y el ambicioso plan previsto en la avenida de Portugal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios