Política

"En Pedro Sánchez hay un cesarismo sin pudor"

  • El histórico militante gaditano Ramón Vargas Machuca lamenta que su partido este mutando y alejándose del socialismo liberal

Ramón Vargas Machuca, en su domicilio gaditano.

Ramón Vargas Machuca, en su domicilio gaditano. / Joaquín Pino

“El PSOE está mutando en otra cosa. Desde que Felipe González se retiró del liderazgo, el partido empezó a perder el norte y el sentido histórico del socialismo liberal”. Ramón Vargas Machuca (Medina Sidonia, 1948) es un socialista histórico gaditano desde que en 1974 ingresara en las filas de este partido cuando el franquismo encaraba su recta final. Diputado durante 16 años del PSOE, fue también miembro de su comité federal y pasa por ser una de las mentes más brillantes a nivel político.

Dice que es crítico con lo que está pasando en su partido porque es el que le duele, pero afirma que “no va a arrojar la toalla”. Tras una semana en el que el PSOE ha sufrido un fuerte varapalo en las elecciones autonómicas madrileñas, asegura que no sabe muy bien hacia qué está mutando pero sí tiene claro que está perdiendo el papel de representante del socialismo liberal.

"Desde que Felipe González abandonó el liderazgo, el partido empezó a perder el norte”

Vargas Machuca mantiene que este partido “ha sido muy importante en la historia de España y, desde el año 74, crucial y fundamental para la consolidación de la democracia” con ese papel del socialismo liberal. El problema, a su juicio, “es que los aliados actuales del PSOE o los que le ayudan a mantenerse en el Gobierno son gente que no creen en la democracia liberal o que la quieren combatir desde dentro”.

Piensa que esto es importante “porque cuando se pierde el norte y el sentido de lo que históricamente ha sido, tenemos el problema de que si el PSOE muta de un partido moderado como lo ha sido desde el año 74 y adopta una deriva populista, lo que se resiente es la democracia liberal”.

Con la desaparición paulatina de Ciudadanos, lamenta que los partidos tradicionales, es decir, el PP y el PSOE “están jugando a las tácticas”. Así, una de las cosas que más lamenta es que en un contexto de pandemia y de una crisis extraordinaria, “es tan irresponsable por parte del PSOE como del PP que no se pongan de acuerdo. Ahora más que nunca al desaparecer el centro, no queda más remedio que los dos partidos se pongan de acuerdo”.

"Zapatero era alguien que no tenía nada en la cabeza ni sabía hacia dónde iba”

¿Y dónde empieza esta deriva? Ramón Vargas Machuca la sitúa en la llegada al poder del PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero, “que es una persona que no tiene nada en la cabeza. Yo estuve diez años con él en el Comité Federal y era una persona a la que no le había escuchado el tono de voz”. Habla de su obsesión por el revisionismo en todo lo que respecta a la Guerra Civil “y su pretensión de reinventar una democracia. Un día recibía a intelectuales, otro día a ecologistas, otro día a otro colectivo pero lo hacía todo sin filtrar nada”.

Vargas Machuca asegura que fue una de las personas que dentro del PSOE promovió las primarias. Aunque no se arrepiente de ello, afirma que una de las perversiones que ha traído “es que convirtió al ganaba en un césar. Pasó menos con Zapatero pero en el caso de Pedro Sánchez es un cesarismo sin pudor”. Habla sin tapujos del “ejercicio temerario de un poder personal, absoluto y que no le importa que los órganos del partido no se reúnan. Eso no le produce vergüenza ni a él ni a los que están dentro. Ese silencio de los corderos y ese cesarismo lo vemos”.

En ese discurso crítico del que fuera diputado por la provincia durante 16 años, afirma que “falta además inteligencia política. Si a esto le unimos la tontuna política y el no saber adónde ir de Zapatero y la temeridad de Sánchez, vamos a peor. Este está muy castigado después del famoso Comité Federal y desprende una sensación de resentimiento, por lo que ha dicho aquello de esta es la mía y yo no vuelvo a la lista del paro”.

"Pedro Sánchez hace un ejercicio temerario de un poder personal absoluto”

Porque ese es otro de los problemas que se da en la política actual “y es que el poder se ha convertido en una necesidad de supervivencia personal. La actividad política está en manos de los que viven de la política. Esto viene ya de muy atrás, pero ahora es absoluto”.

El tema es que con Pedro Sánchez “se trata de conseguir el poder a cualquier precio, hasta el precio de la salud de la democracia liberal. En los enemigos están los separatistas y, por supuesto, Iglesias no engaña a nadie”.

"El poder se ha convertido en una necesidad de supervivencia personal”

Vargas Machuca también es muy crítico con Pablo Iglesias, “que ha tratado de llevar su campaña al año 36”. Piensa que la salida del hasta ahora líder de Podemos “puede ser una oportunidad para el PSOE porque éste era un incendiario con la palabra y sobre Íñigo Errejón “aunque tiene unas formas más refinadas que Iglesias, tengo mis dudas de que crean realmente en la democracia liberal”.

Con respecto a Vox, lo definió como “un partido carca, antiguo pero que sigue apelando al orden constitucional”. A pesar de que “hacen afirmaciones que no son moralmente permisibles, no ha empleado nunca la violencia”. Eso sí, no lo quiere blanquear “ya que tiene un discurso racista, supremacista y que mueve los sentimientos contra los inmigrantes”.

"Si el PSOE adopta una deriva populista, lo que se resiente es la democracia liberal”

Aunque está más alejado de la política local, señala con cierta nostalgia que “desde Carlos Díaz, el PSOE no has concurrido a las elecciones municipales”. Y con respecto al alcalde José María González ‘Kichi’, “viene de la izquierda de la izquierda de Podemos y ahora mismo, como le pasa a muchos alcaldes, ya está feliz con eso por dos cosas: es populista por alcalde y también es un populista de izquierdas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios