Equipamiento

La Paz contará con un nuevo mercado a finales de abril o principios de mayo

  • Dispondrá de once puestos y una cafetería en unas instalaciones muy modernas y con aire acondicionado

Locales en alquiler, plantas de uso municipal y al fondo, uno de los accesos al nuevo mercado. Locales en alquiler, plantas de uso municipal  y al fondo,  uno de los accesos al nuevo mercado.

Locales en alquiler, plantas de uso municipal y al fondo, uno de los accesos al nuevo mercado. / Jesús Marín

“Si todo sale bien, con la ayuda de los técnicos del Ayuntamiento, que se están siendo muy colaboradores, la Barriada de la Paz contará a finales de abril o principios de mayo con un mercado moderno y confortable en unas instalaciones de primeras calidades”. Nicolás Lucero, representante de Dobolo Roa Inmobiliaria, confía en que este nuevo equipamiento pueda abrir sus puertas en un mes y medio después de una obra compleja, de grandes dimensiones y de larga duración que ha requerido de una unidad de actuación urbanística y del consenso de tres partes implicadas.

El nuevo mercado contará con once puestos –tres fruterías, tres pescaderías, tres carnicerías, una charcutería y una tienda de congelados– y con una cafetería con acceso desde el interior y desde la plaza que se ha urbanizado entre las calles Alcalde Blázquez y Barbate. Las instalaciones, completamente cerradas, están dotadas de aire acondicionado y los puestos dispondrán de un sistema eléctrico y de suministro de agua autónomo, de manera que cada uno de los minoristas podrá administrar estos recursos de forma más eficiente.

La propiedad está convencida de que será “una bocanada de oxígeno para” el barrio

El edificio ya está acabado y sólo pendiente de la instalación de la maquinaria y de los últimos trámites administrativos, aclaró Nicolás Lucero, convencido de que el nuevo mercado no sólo mejorará las necesidades de aprovisionamiento del vecindario –el mercado más cercano es el de San José– sino que revitalizará comercialmente la zona.

A los once nuevos puestos volverán cinco de los minoristas que trabajaban en el antiguo y menos que precario mercado que se mantuvo abierto hasta 2007. Todos fueron realojados por la propiedad, “pero hubo alguno que se jubiló y otros que no quisieron continuar con el negocio”, explica Lucero. Con todo, aún quedan dos locales por arrendar.

Este mercado de gestión privada está integrado en una unidad de actuación urbanística que comprende también un edificio de dos alturas y de unos 700 metros cuadrados de superficie reservado para dependencias municipales o para el uso que decida darles el Ayuntamiento bajo el que se han habilitado cinco locales comerciales, uno de ellos de 160 metros cuadrados.

En medio se mantiene una farmacia, completamente reformada, cuyas titulares son propietarias del 5% del total de la edificación. Precisamente para que no permaneciese cerrada hubo que ejecutar la obra en varias fases, operación que la hizo todavía más compleja.

La intervención urbanística, una de las más importantes que se ha ejecutado en los últimos años en la zona, tiene como protagonista una torre de doce plantas de altura con 28 viviendas y un sótano con 29 plazas de garaje. El edificio Dobolo es, además, un referente en la provincia por su novedoso sistema constructivo y de eficiencia energética en el que no se han utilizado muros de mampostería, explica Lucero.

El proyecto firmado por el arquitecto Víctor Manuel Gómez, de Doble G, pretende “transformar y reactivar la zona, convertirla en un lugar de referencia, con un mercado de primera y así darle una bocanada de oxígeno al barrio”. Un área esta de la Barriada de la Paz muy deprimida, con edificaciones que apenas si reúnen las mínimas condiciones de habitabilidad.

Si se cumplen los planes, los vecinos de las calles Alcalde Blázquez, Barbate y su entorno disfrutarán por fin de un mercado digno en aproximadamente un mes y medio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios