Cádiz

Novillada con humor en nuestro coso taurino

.8 de septiembre de 1879. El mucho público que acudió ayer a nuestra plaza de toros tuvo ocasión de reír infinitas veces con las peripecias de Bartolomé Díaz (Lavi) y de Francisco Fontáu (La chata). Este último, imitador de Romero, quiso poner unas banderillas a un novillo subido a una mesa y recibió tremendos revolcones. El último bicho de la tarde debió morir de un tabardillo.

Hubo sorteo de pañolones, pero no sabemos los ganadores. En definitiva, una tarde entretenida que satisfizo al público.

l El paseo de la plaza de Mina. Como siempre, ayer domingo hubo enorme concurrencia al paseo de la plaza de Mina. Las sillas y los bancos de piedra se ocuparon completamente. Lástima que no concurriera banda de música debido a que había concierto en el teatro.

l Sesión teatral a beneficio de los Hospitalarios.

El coliseo de la plaza de Fragela presentaba ayer una entrada de gala para presenciar la sesión programada a beneficio de la Casa de Socorro de los Caballeros Hospitalarios. Un grupo de aficionados, encabezados por los hermanos Luis y José de Abárzuza representó el drama de Larra, La oración de la tarde. Al finalizar, leyeron sendas composiciones Adolfo de Castro y Luis de Abárzuza. La banda de música, dirigida por el maestro López Juarranz, estuvo muy lucida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios