Sanidad| Cooperación internacional Neurocirujanos del Puerta del Mar trabajan en Zanzíbar por tercera vez

  • Los doctores Irene Iglesias y José Luis Gil han realizado labores tanto asistenciales como de formación con el personal sanitario local

  • Han estado acompañados por dos investigadores de la Universidad de Cádiz

Una de las doctoras del Puerta del Mar atendiendo a una madre y a su hijo. Una de las doctoras del Puerta del Mar atendiendo a una madre y a su hijo.

Una de las doctoras del Puerta del Mar atendiendo a una madre y a su hijo. / D. C.

Los neurocirujanos del Hospital Universitario Puerta del Mar Irene Iglesias Lozano y José Luis Gil Salu han participado por tercer año consecutivo en un proyecto de cooperación sanitaria en Zanzíbar (Tanzania), que incluye labores tanto asistenciales como de formación para el personal sanitario local. En concreto, los doctores han tomado parte, en el proyecto que la Fundación Neurocirugía, Educación y Desarrollo (NED) está desarrollando en el Mnazi Mmoja-NED Surgical Institute de Zanzíbar desde el año 2009.

Como novedad, en esta ocasión han estado acompañados por los investigadores predoctorales Irati Hervás Corpión y Samuel Domínguez García, que realizan su trabajo en la Unidad de Investigación del Hospital Puerta del Mar y en el Área de Fisiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cádiz, quienes han colaborado en dos proyectos no médicos como el programa de apoyo a la Escuela de Sebleni, enfocada a la enseñanza en inglés, y el Orfanato Forodhani/Mazizini.

En una semana han realizado nueve operaciones y cada día, una compleja

Durante la semana de su estancia en este país, los neurocirujanos gaditanos han realizado una importante labor asistencial. Así, han pasado consulta junto al personal médico del instituto, viendo pacientes con diferentes patologías, entre los cuales se han seleccionado aquellos que prioritariamente necesitan tratamiento quirúrgico.

En concreto, se han llevado a cabo nueve procedimientos quirúrgicos,  fundamentalmente en patología tumoral, congénita, traumática y alteraciones de la dinámica de líquido cefalorraquídeo. Cada día se ha realizado una cirugía compleja tumoral.

Diariamente, además, se ha realizado un pase de sala para valorar todos los pacientes ingresados de forma conjunta con el personal del centro y se han realizado curas de heridas de los pacientes intervenidos durante el mismo, dando pautas de actuación.

A la actividad anterior hay que unir también las valoraciones urgentes realizadas a pacientes ya hospitalizados en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Mnazi Mmoja, en los que ha sido necesaria una valoración neuroquirúrgica, fundamentalmente en traumatismos espinales y craneoencefálicos.

Al margen de la tarea asistencial, la presencia de los dos neurocirujanos en Zanzíbar ha permitido a éstos ofrecer formación tanto al personal médico como al personal de enfermería de la zona sobre técnicas y tratamientos que permitan mejorar la calidad de vida de los pacientes locales.

También han impartido formación y comprobado avances teóricos y asitenciales

Los especialistas gaditanos han podido comprobar el avance no sólo en conocimientos teóricos, sino en la práctica asistencial de todo el equipo local desde que se dio comienzo con este proyecto, especialmente en los procedimientos que resultan básicos para cubrir las necesidades fundamentales en neurocirugía, lo cual repercute muy positivamente en los pacientes.

Asimismo, existe un claro avance del otro proyecto auspiciado por la fundación para la puesta en marcha de la Unidad de Cuidados Intensivos en el Instituto Mnazi Mmoja, de forma que esto permite llevar a cabo el postoperatorio de los pacientes neuroquirúrgicos en dicha Unidad, lo que a su vez aumenta la seguridad en el postoperatorio de los pacientes y abre la posibilidad de realizar cirugía de mayor complejidad.

Solidaridad internacional

La Junta de Andalucía desarrolla diversos programas solidarios en el ámbito de la salud y facilita la incorporación de profesionales sanitarios como cooperantes en organizaciones no gubernamentales, mediante permisos retribuidos, como en el caso de este equipo de sanitarios gaditanos, quienes han querido resaltar que la experiencia, tanto para ellos como para el personal local, ha sido muy satisfactoria.

Y es que, además de las tareas desarrolladas, se mantiene de forma permanente el contacto con el personal del hospital Mnazi Mmoja, lo que permite continuar el camino de colaboración iniciado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios