Cádiz

Los Murillos de Capuchinos estarán otros 18 años en el Museo de Cádiz

  • El Obispado de Cádiz y la Consejería de Cultura han renovado la cesión de las once piezas que formaban parte del antiguo convento

  • Las obras serán restauradas en el plazo de cinco años y con una inversión de 427.000 euros

La consejera de Cultura y el obispo de Cádiz, ante los lienzos del antiguo convento de Capuchino.

La consejera de Cultura y el obispo de Cádiz, ante los lienzos del antiguo convento de Capuchino.

El Museo de Cádiz seguirá mostrando los lienzos que pertenecieron al antiguo convento de Capuchinos, especialmente la obra de Bartolomé Esteban Murillo, otros 18 años. Así lo han acordado el Obispado de Cádiz y la Consejería de Cultura, que han vuelto a renovar esta cesión pictórica que se remonta al año 1970.

Once son los lienzos que forman parte de este depósito que seguirá en las salas del Museo de la Plaza de Mina al menos hasta el año 2039. De todos ellos, el más relevante es el lienzo 'Desposorios místicos de Santa Catalina', de Murillo, que precisamente murió mientras pintaba esta obra a consecuencia de una caída desde el andamio en el que realizaba esta labor. 

De Murillo se mantienen en este acuerdo entre Obispado y Junta de Andalucía las obras 'Estigmatización de San Francisco' y una versión de la Inmaculada Concepción, que es uno de los principales motivos en la obra de este maestro del Barroco español.

Tras la muerte de Murillo, fue su discípulo Francisco Meneses Osorio quien prosiguió los trabajos en Capuchinos. Él finalizó los 'Desposorios místicos de Santa Catalina', y firmó también los cuadros del 'Santo Ángel de la Guarda', 'San Miguel', 'San José', 'San Francisco', y 'Padre eterno'.

La cesión diocesana al Museo concluye con el lienzo 'Coronación de la Virgen del Rosario', que está atribuido a otro seguidor de Murillo, Sebastián Gómez El Mulato; y las pinturas de 'San Antonio de Padua' y 'La familia del Bautista', cuya autoría se desconoce.

El obispo diocesano, Rafael Zornoza, y la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, han firmado este convenio, que incluye una clave importante: los cuadros serán sometido a un proceso de restauración al que la Junta de Andalucía destinará 427.000 euros en los próximos cinco años. Explica al respecto el Obispado que la intervención en las piezas se programará en función del estado de conservación que presenten, actuando en primer lugar en aquellas que presentan mayor deterioro para finalizar con las que apenas necesiten intervenciones relacionadas con la limpieza y la conservación preventiva.

"La ampliación de este depósito permitirá que los ciudadanos puedan seguir disfrutando de este importante conjunto artístico en la Sala de Murillo del Museo de Cádiz, uno de los espacios dedicado a la pintura barroca española en la primera planta del edificio principal del centro museístico”, ha destacado Patricia del Pozo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios