Cádiz

Jareño, sobre la Ciudad de la Justicia: "Ya lo damos por perdido"

  • Abogados y Procuradores valoran negativamente el último anuncio de la Junta de Andalucía

Para ellos es más que un asunto político. Es más que una oportunidad perdida para la ciudad. Más que una simple obra que se retrasa o que un edificio que generará actividad en toda una zona. Para abogados y procuradores, la construcción de la Ciudad de la Justicia en el solar de la calle Tolosa Latour sería la mejora que necesitan en su día a día. Los profesionales de estos dos colectivos, junto con los graduados sociales y los propios funcionarios de Justicia, son los más afectados por la ausencia de este equipamiento que acumula más de trece años de retraso en su realización.

En el día de ayer, tanto el representante de los abogados gaditanos, José Manuel Jareño, como el de los procuradores, Eduardo Sánchez, valoraban la información publicada en este periódico sobre la imposibilidad actual de sacar adelante el proyecto, ni siquiera a través de esa fórmula público-privada (una empresa realiza la obra a cambio del pago de un alquiler por parte de la administración autonómica) anunciada en 2012. Y las reacciones no podían ser más pesimistas.

"Ya lo damos por perdido", lamentaba ayer Jareño, que recordaba que los abogados "llevamos media vida reclamando" unas infraestructuras propicias para el desarrollo de la Justicia en la ciudad y la provincia. El decano del colegio de Cádiz recordaba las numerosas ocasiones en que han abordado esta cuestión, o los consejeros de Justicia de la Junta "que han pasado ya y nos han enseñado planos, y distribución de las sedes que iba a ver aquí...", lamentando que en el mejor de los casos "pienso que antes de siete u ocho años no va a haber nada seguro".

Además, Jareño quiso puntualizar que abogados y procuradores "somos los únicos facultados para actuar en todos los órdenes jurídicos", por lo que eran los más perjudicados ante el retraso que acumula la construcción de la Ciudad de la Justicia de Cádiz -en clara referencia a las protestas del colegio de Graduados Sociales en el día de ayer-.

Por su parte, el decano de los Procuradores de Cádiz, Eduardo Sánchez Romero, también se mostraba contundente ayer en sus valoraciones. "Ya chorrea sangre. En 2001 se empezó a hablar de la Ciudad de la Justicia. En 2004 se nos anunció que iba a empezar a construirse. Y esto sigue dando largas mientras nosotros seguimos todo el día corriendo de un lado para otro", expresaba Sánchez Romero, quien aseguraba que "trabajar en nuestras condiciones es muy malo".

El representante del casi medio centenar de procuradores que desarrollan su labor profesional en la capital mantenía ayer que la situación "es malísima", recordando la dispersión de sedes judiciales a lo largo de la ciudad, desde las Puertas de Tierra hasta el estadio Ramón de Carranza; y las malas condiciones en que se encuentran muchas de estas sedes judiciales, habilitadas en espacios provisionales desde hace años o manteniéndose en malas condiciones de conservación actualmente. "Es una pena que haya sitios como Málaga o Almería que sí dispongan de Ciudad de la Justicia y nosotros que tenemos el solar tan grande no se le meta mano. El perjuicio para la ciudad es enorme", concluía el decano de los procuradores, que de alguna forma se han resignado también (al igual que los abogados) a que el proyecto de la Ciudad de la Justicia no vaya a salir adelante en varios años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios