Cádiz

Jabonería, 11 años después

  • La Junta ultima las obras de una de sus mayores operaciones urbanísticas en Santa María, plagada de problemas de todo tipo desde que se proyectó en 2000

Un suelto en la página 14 de la edición del 21 de diciembre de 2000 de este Diario, informaba de la adquisición por parte de la Junta de cuatro fincas en el barrio de Santa María. El coste de la operación, aún en pesetas, supuso una inversión de 59 millones. Era el primer paso para la que, entonces, era la actuación más ambiciosa de la recién nacida Oficina de Rehabilitación del Casco Antiguo. Conocida como Operación Jabonería, tocaba de lleno varias fincas degradadas del barrios y permitía, según el plan inicial, la apertura de nuevas calles y la instalación de arbolado con treinta viviendas, todo ello con una inversión de 500 millones de pesetas (3 millones de euros). La Junta quería que ésta fuese una de las actuaciones emblemáticas del Plan de Rehabilitación.

En 2001, un año más tarde, el estudio Cano Lasso, de Madrid, ganó el concurso para el desarrollo arquitectónico del proyecto, que se diseña como un conjunto de edificaciones donde se promueve la vida vecinal hacia los patios y corralas.

Ya entonces se asumía que el proyecto tardaría en ejecutarse pues era necesario derribar varios edificios, realizar prospecciones arqueológicas... y lograr el apoyo del Ayuntamiento. Y aquí es donde se tropezó por primera vez hasta el punto que, once años después de anunciado este proyecto la obra aún no está concluida, aunque encara su tramo final pendiente únicamente en la urbanización exterior de toda la zona.

Estamos en mayo de 2002. El diseño del estudio Cano Lasso no pasó el filtro de la Comisión Municipal de Patrimonio: rechazó el carácter asimétrico de la fachada aduciendo la apuesta por la ciudad neoclásica, cuando los arquitectos madrileños apostaban por la raíces árabes de la zona. A regañadientes, los arquitectos cambian el proyecto.

La actuación más emblemática de la Junta en Santa María, donde también se diseña la reforma integral de la Casa Lasquetty, comienza a acumular más retrasos de los inicialmente imaginados.

El derribo de las fincas se desarrolla sin problemas hasta que comienzan las excavaciones arqueológicas y la localización de restos en el subsuelo, que paralizan cualquier actuación en superficie. La dificultad de esta actuación y el precio a pagar, 1,2 millones, provocó que la adjudicación quedase desierta. Pasa así otro año hasta llegar a agosto de 2006 cuando se sube la cuantía a 1,5 millones. Sin embargo, el proyecto vuelve a torcerse ya que la constructora adjudicataria decide renunciar al contrato ante los numerosas exigencias que se imponen desde el Ayuntamiento para realizar trabajos en una zona de estrechas calles.

Por el camino se introduce una mejora sustancial en la operación: dentro del plan se integra la construcción del nuevo centro de salud de La Merced, que necesita abandonar con urgencia sus viejas instalaciones de la plaza del mismo nombre. Finalmente, este equipamiento asistencial es lo único que se ha logrado concluir con tiempo de toda la operación.

En 2007 se adjudica el Plan de Jabonería a una nueva constructora. Ésta tendrá un plazo de 18 meses para concluir los trabajos, por lo que deberían de estar listos a mediados de 2009. La crisis del sector de la construcción y algunas diferencias de la Oficina de la Junta respecto a los cerramientos de la finca, que aún permanecen y que sin duda provocarán más de una polémica (las ventanas tradicionales se han sustituido por celosías ya que según el arquitecto Gonzalo Cano "la luz que entra por el patio ya es suficiente porque una ciudad como Cádiz debe protegerse de la luz"), han supuesto el penúltimo retraso en este proyecto. Ahora, once años después de iniciada su tramitación, la Junta de Andalucía asegura que los trabajos en las distintas fincas que componen todo el conjunto han concluido y que sólo queda completar la urbanización exterior. La cuestión es si está fase tardará o no en estar lista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios