Una fundación por la igualdad

Inspirar a las niñas para que apunten alto

  • Tres gaditanas, implicadas en hacer visible el talento femenino

Las hermanas gaditanas Bettina Pérez, Marta Pérez y María José Pérez, en la Catedral de Málaga. Las hermanas gaditanas Bettina Pérez, Marta Pérez y María José Pérez, en la Catedral de Málaga.

Las hermanas gaditanas Bettina Pérez, Marta Pérez y María José Pérez, en la Catedral de Málaga. / jAVIER ALBIÑANA

Comentarios 1

Los grandes avances de la humanidad han sido gracias a los hombres, o eso es lo que nos hacen creer los libros que se dejan en el tinteros los nombres de las mujeres que han investigado, inventado, creado, pintado o dirigido a lo largo de la historia de la raza humana. Así que, si los libros no lo reflejan, lo hacen desde Inspiring Girls, una asociación que tiene como objetivo inspirar a las niñas para que apunten alto y conozcan a esas referentes que han sido forzadas a quedarse en la sombra. Ahora, van a brillar con luz propia y más aún a partir del 9 de octubre.

El día no es casual. Es el segundo martes de octubre, data dedicada a Ava Lovelace, la primera programadora de la historia. Y desde Inspiring Girl piensan celebrarlo por todo lo alto con un macroevento "muy original", afirmó la directora de Inspiring GirlsEspaña y Latinoamérica, Marta Pérez Dorao, quien mantuvo que "hay talento femenino oculto a porrillo, queremos sacarlo a la luz" . Mujeres y niñas se unirán para subir a Wikipedia, a la vez, cientos de perfiles de féminas que no tienen su espacio en la web. Desde la coordinación han adjudicado a cada país y sede diversas figuras de tecnólogas, científicas o investigadoras, para "dar visibilidad al talento oculto".

A las voluntarias se les pide una hora al año para las mujeres del futuro"Lo que se dice en casa es lo más importante. Las niñas se quedan con eso"Hay talento femenino oculto a porrillo y nosotras queremos sacarlo a la luz"

"La gente no sabe que quien inventó el libro electrónico fue Ángela Ruiz Robles, una mujer gallega, o que la prueba del talón la desarrolló Gabriela Morreale". Las niñas tienen que tener fuentes de inspiración, mujeres a las que admirar. En este sentido, desde la fundación buscan aumentar la ambición profesional de las niñas en edad escolar y que se propongan ser aquello que quieran, sin límites y sin dejarse llevar por los estereotipos, y para ello promueven charlas en los centros educativos, encuentros donde las voluntarias cuentan su propia experiencia dentro de su sector, explicó María José Pérez Dorado, delegada en Andalucía. "La idea es que les expongan por qué eligieron esa profesión, quien les inspiró, qué problemas se han encontrado y cómo los han superado" y cuando le planteamos el enfoque de la charla, muchas voluntarias no saben bien qué contar porque "no se han llegado a plantear su propia trayectoria o a pensar qué han llegado a conseguir y cuando lo hacen, salen muy reforzadas. Así que algunas piden repetir en otros colegios".

"Las mujeres tenemos tendencia a infravalorarnos" y esta iniciativa acaba siendo positiva tanto para las niñas como para las mujeres que participan, y, además, es "contagiosa". "Cuando una voluntaria da una ponencia, sus compañeras de trabajo se motivan y quieren ser partícipes". Eso es precisamente lo que buscan, que cada vez se cuente con más personal para acudir a más centros. Solo se pide "una hora al año para las mujeres del futuro" resaltó Bettina Pérez Dorao, quien recordó con cariño la historia de una de las voluntarias que viajó con Médicos sin Fronteras y conoció el caso de tres hermanos que estaban en adopción pero los iban a separar porque nadie quería acogerlos juntos, así que ella se lanzó a la aventura de la maternidad, y sigue trabajando por el mundo, ahora con tres niños.

No es casualidad que las tres tengan los mismos apellidos, son hermanas, de Cádiz, y les une este proyecto que miman con mucho amor. "Nuestra madre fue nuestra inspiración, estamos aquí por ella". Es por ello que "lo que se dice en casa es lo más importante", porque las niñas se quedan con eso.

Málaga lo acogió en noviembre de 2017 y desde entonces las 46 voluntarias que había el curso pasado -este que entra ya se duplica la cifra- recorrieron 20 colegios de toda la provincia de Málaga. Esta semana, recibieron un homenaje por parte del equipo de Inspiring Girlsen un acto, que contó con la participación de Victoria Toro, directora de comunicación de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas, que ofreció una ponencia sobre la desigualdad de género en las ciencias y tecnologías. Además, Marta moderó una mesa redonda entre una niña, una directora de un colegio y una voluntaria. Los tres actores esenciales del proyecto.

Desde Inspiring Girls subrayaron la importancia de que las mujeres que tienen algo que contar o una historia de superación detrás se inscriban, así como los colegios para que las niñas tengan espejos donde mirarse. "Todo es a través de nuestra web". Y animan a las empresas que luchen por la igualdad de oportunidades a apoyar y patrocinar los proyectos que llevan a cabo, que no son pocos. Directoras de empresas, conductoras de trenes, periodistas, tecnólogas, científicas, pilotos de aviones, militares, pilotos de rallies, entre otras, han inspirado ya a cientos de niñas para que luchen y rompan los roles establecidos, porque ellas pueden llegar a ser lo que quieran y se propongan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios