Cádiz

Horeca aplaude el endurecimiento de los requisitos para montar barras y mostradores

El endurecimiento de los requisitos para montar barras y mostradores en las calles de Cádiz durante la semana de Carnaval para vender comida y bebida ha satisfecho las pretensiones de Horeca, que ha participado en la redacción del bando municipal que regulará estas instalaciones el próximo febrero. El presidente de la patronal hostelera, Antonio de María, manifestaba ayer que "ya era hora de que se hiciera algo", aunque quiso aclarar que "más que por competencia desleal, que no es el caso porque viene tanta gente a Cádiz que todos tenemos posibilidades de obtener beneficios y es necesario atenderlas, se trata de un asunto de salud pública". De María apuntó que "si puede darse el caso de una intoxicación alimentaria en un local de hostelería en regla, imaginen en lugares sin miramientos de salubridad que solo se abren en Carnaval en las zonas de más concurrencia de gente". Aludía a casos como los de "ventanas a la calle donde se han vendido siempre bocadillos de tortilla" o a "negocios con otras actividades económicas sin permisos para vender alimentos y bebidas, como el reiterativo caso de un estanco por la Plaza de Abastos".

De María añadió que "si los hosteleros fuésemos egoístas y lo quisiéramos todo para nosotros, como hay quien nos acusa, no pondríamos barras y ganaríamos más dinero con el local abierto y sirviendo dentro del mismo, pero no podríamos atender a tanta gente y con tanta rapidez. Es una responsabilidad como sector de cara al propio nombre de la ciudad. Y no olvidemos que los precios en las barras de aluminio son más bajos". Igualmente consideró que con estas medidas "la Policía Local tendrá más fuerza para dirigirse a los infractores, puesto que en determinadas zonas del centro era complicado a altas horas de la noche, para evitar incidentes, aplicar las sanciones a tantos locales sin permisos".

El presidente de Horeca lamentó que se hayan tenido que aplicar estas medidas después de que en el Carnaval de 2016 se produjera la muerte de un hombre presuntamente por intoxicación alimentaria tras ingerir un bocadillo de tortilla en un bar de la ciudad, .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios