Cádiz| Atención a las personas sin hogar

La Fundación Virgen de Valvanuz, distinguida por su intensa labor social por los más débiles

  • La asociación lamenta no poder ofrecer, además de comida, calor y acogida, también alojamiento a las personas sin hogar

  • María Dolores Moreno insta al alcalde y a la Corporación a cubrir con urgencia esa necesidad 

María Dolores Moreno, durante su intervención en el acto de entrega del Premio Jesús Gargallo 2018. María Dolores Moreno, durante su intervención en el acto de entrega del Premio Jesús Gargallo 2018.

María Dolores Moreno, durante su intervención en el acto de entrega del Premio Jesús Gargallo 2018. / D. C.

Comentarios 4

María Dolores Moreno Aragón, en representación de la Fundación Benéfica Virgen de Valvanuz, ha recogido de manos del alcalde, José María González, el III Premio Jesús Gargallo a la defensa de los derechos humanos, la igualdad y la dignidad en un acto sencillo pero solemne celebrado esta mañana en el Salón de Plenos del Ayuntamiento. El galardón está dotado con 6.000 euros.

El jurado decidió por unanimidad otorgar esta distinción a la fundación benéfica por la intensa labor social que viene desarrollando en la ciudad atendiendo a personas con recursos económicos limitados y favoreciendo su integración en la sociedad desde su sede en la calle Santiago.

El alcalde destaca la "labor imprescindible" que desarrolla la fundación

El alcalde destaca que la decisión unánime del jurado demuestra "la voluntad incontestable de distinguir a una gente que por la ciudad hace una labor imprescindible".

María Dolores Moreno agradeció el premio, resaltando la tarea incansable de los voluntarios y las entidades colaboradoras que constituyen el alma de la asociación. "Nuestro objetivo y meta es cubrir las principales carencias de personas y familiares, con especial interés en los más débiles, en los que carecen de hogar. Queremos que todos encuentren en Valvanuz su casa y su familia. Pena que no podemos dar acogida para pasar la noche, que para ellos se le hace tan dura, sobre todo en tiempos de lluvia y frío".

"Nuestro fundador, el padre Enrique Mazorra luchó mucho por conseguir un lugar apto donde pudieran albergarse y pasar la noche dignamente, rastreando la ciudad y pidiendo a quienes podía pedir", recuerda. "A sus 89 años sigue sufriendo al constatar día a día cruda realidad de verlos en la calle, sin poder gozar de su derecho fundamental: un techo bajo el que cobijarse".

"Sólo el Gobierno municipal puede poner en marcha un lugar donde encuentren refugio en la noche"

"Ya conocemos los recursos con los que cuenta la ciudad para hacer frente a la realidad: albergues muy insuficientes para el centenar en personas que tenemos en la calle sufriendo las inclemencias del tiempo y algo más importante, para dar  ayuda y atención personal en momentos de dificultad por enfermedad u otras circunstancias".

"Hace poco nos alegramos grandemente al conocer del nuevo albergue en marcha para ellos, de máxima tolerancia, pero me vino el desencanto al concluir la información y ver que era albergue sólo de día. Esto me hizo pensar rápidamente en que solo el Gobierno municipal podría llevar a término un hogar para ellos, para que no tuvieran que abandonar ese lugar precisamente en los momentos clave en los que todos buscamos el refugio y el descanso, en medio de la noche, la lluvia y el frío, y en definitiva, la intimidad".

"Con cariño y respeto me surge espontáneamente invitar al señor alcalde y a su Corporación y al Pleno, consciente de su gran sensibilidad ante los más pobres, que procure cubrir esta carencia en bien de la ciudad y sobre todo de los que sufren esa realidad de vivir sin hogar", concluyó María Dolores Moreno.

Al premio se presentaron otras siete candidaturas: Madre Coraje, Gea, Asociación de Voluntariado, Apdha Cádiz, Nuevo Futuro, Iguales en Acción y Cepa. Todas cumplían con los requisitos y sus méritos dieron pie a una intensa deliberación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios