Buscador Consulta cómo se votó en tu calle en las elecciones municipales

Tercera edad

La Fundación Gerón de Cádiz y la equinoterapia

Cierto es que los caballos han acompañado a los seres humanos a lo largo de toda la historia no sólo como medio de locomoción y para labores del campo sino también como animal de compañía. 

Tanto es así que desde hace unos años se emplean también como un instrumento terapéutico. Esto es lo que se hace desde la equinoterapia o terapias ecuestres que impartidas por profesionales formados pueden abordar diversos trastornos, desde funcionales hasta psicológicos. Sus aplicaciones son variadas y se dirige a personas mayores, individuos con trastornos mentales, problemas de adaptación o riesgo de exclusión social y como complemento en el tratamiento de distintas discapacidades.

La Fundación Gerón lo sabe y ha puesto en práctica este tipo de terapila con los abuelos de su centro de mayores de San Juan de Dios.

Desde este centro, su director, Juan Ramón Benítez Ucero afirma que apuestan por la implantación de proyectos novedosos  “en aras de conseguir una mayor calidad en los servicios y realizando una atención centrada en la persona”. 

De hecho, en la actualidad la entidad cuenta con varios proyectos cofinanciados por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía. “En nuestra residencia, la residencia de mayores de San Juan de Dios, implantados en la actualidad, llevamos cuatro años con el proyecto de Yoga terapéutico para mayores y dos años con el programa de Mayores conectados”, afirma su director.

Concretamente a lo largo de la semana pasada organizaron una convivencia y vario tidpo de actividades dentro del programa de estimulación cognitiva con animales, en el Cuervo, Sevilla.

Benítez Ucero recuerda que compartieron una jornada marcada por las actividades de equinoterapia en la que “tuvimos contacto directo con un caballo y una yegua; luego realizamos un concurso sobre conocimientos sobre la vida equina, compartiendo posteriormente un almuerzo y una agradable convivencia.

El director de la residencia de mayores ubicada en San Juan de Dios asegura que “para nosotros es fundamental mantener a las personas mayores activas. No consideramos la vejez como una etapa de deterioro físico y mental inevitable, que desde el ámbito sanitario se aborda básicamente a través de la atención a los trastornos de salud y desde los servicios sociales a la atención a la dependencia. Es necesario poner más énfasis en la prevención y la promoción de la salud en las personas mayores”.

El responsable de este centro de gran arraigo en la capital afirma con rotundidad que existe una amplia evidencia científica sobre los beneficios que tiene la equinoterapia. Utilizado desde la antigüedad, ya en la época de los griegos, Hipócrates ya aconsejaba montar a caballo para prevenir y curar diferentes dolencias del cuerpo y la mente.

Considerado como una terapia alternativa no  farmacológica, Benítez Ucero afirma que son inmuerables los beneficios que tiene la equinoterapia, por ejemplo entre los más destacados: “fomenta las relaciones interpersonales además de que es valido para diferentes colectividades, genera inclusión real con actividades que son diseñadas y en las que participan siendo realmente significativas y de su interes, aumenta el bienestar físico y emocional, la capacidad de autodeterminación así como su desarrollo personal y potenciación de sus derechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios