Cádiz

Fidel Castro hace una entrada triunfal en La Habana

Idel Castro hizo su entrada triunfal en La Habana con dos mil guerrilleros. Castro, el hombre que ha dirigido la revolución cubana y derribado al presidente Batista, entró ayer triunfalmente en La Habana. Castro, subido en un jepp y al frente de dos mil guerrilleros, cruzó la avenida del Puerto y el malecón.

El jefe rebelde bajó del automóvil y marchó cien metros a pie hasta el palacio presidencial, donde fue saludado por el presidente provisional de Cuba, doctor Manuel Urrutia.

Mientras Castro llegaba el frente de una columna de guerrilleros,

-precedido por una decena de tanques-, los cañones de la ciudad disparaban las 21 salvas de saludación; los buques dejaban sonar sus sirenas, los navíos de guerra correspondían a las salvas de sus baterías, las campanas de las iglesias repicaban constantemente y la gente lanzaba gritos de 'Vivas'.

En todo el camino, desde Santiago hasta La Habana, podía verse ondear la bandera rojinegra, los colores del movimiento "26 de julio", y en cualquier lugar de la ruta donde se detuviera el jeep de Fidel Castro, la gente se agolpaba para vitorear al vencedor.

Varios centros oficiales han abierto por primera vez sus puertas desde que se produjo la caída de Batista. Las clases se reanudarán el lunes próximo.

Hasta el momento han sido ejecutadas unas veinte personas y más de ochocientas están detenidas a la espera de juicios sumarísimos. Además, otras mil trescientas personas, entre ellas 800 policías, 400 miembros de las fuerzas armadas y cien personas civiles, se hallan en poder de la fuerza pública y de la Federación de Estudiantes Universitarios en espera de comparecer ante los Tribunales.

Los seguidores de Castro han comenzado a preparar los juicios contra los partidarios del anterior presidente.

En estos juicios toma decisiva parte la Federación de Estudiantes Universitarios y los dirigentes de la revolución.

Mientras tanto, la comunidad internacional ha empezado a reconocer al nuevo régimen cubano. Ayer lo hicieron la Gran Bretaña, la China nacionalista e Italia, mientras el Gobierno de España seguirá aplicando la doctrina Estrada y sigue manteniendo relaciones con el nuevo gobierno cubano.

El embajador británico informó al jefe del protocolo cubano, la decisión de su Gobierno, expresando la esperanza de que 'la amistad tradicional entre Cuba y el Reino Unido continuará en el futuro como hasta ahora'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios