Cádiz

Ebone se compromete a seguir con el socorrismo este verano

  • La empresa se mantendrá al frente del servicio mientras que no se realice su municipalización

La empresa Ebone Servicios, Educación, Deporte S.L., actual adjudicataria de la asistencia sanitaria, el salvamento y el socorrismo de las playas, se ha comprometido con el Ayuntamiento de Cádiz a seguir con estas prestaciones hasta el 30 de septiembre. De esta manera, el equipo de Gobierno va a poder salvar uno de los servicios sensibles que pensaba municipalizar para la inminente temporada estival si este procedimiento no se solventa a tiempo.

Este acuerdo se tomó hace unos días a partir de las conversaciones que están manteniendo la sociedad y el Consistorio gaditano, a partir de un proceso que arrancó en el Pleno del pasado mes de abril con la aprobación por la vía de urgencia de una moción para el inicio del trámite administrativo para que la limpieza de las playas, el mantenimiento de los módulos y el socorrismo fueran asumidos por una sociedad mercantil local cuyo capital social sea de titularidad pública, así como la constitución de una mesa para su estudio.

La diferente casuística de cada uno de los contratos abrió un escenario complejo para que el objetivo municipal pudiera cumplirse. Por un lado, los acuerdos para la gestión de la limpieza de la arena, que realiza la UTE Inditec-Sice Playas de Cádiz, y del mantenimiento de los módulos, que hace Acciona Facility Services, finalizan a lo largo de este mes, con la salvedad de que la firma que presta el primero de estos servicios había expresado al Ayuntamiento que no iba a permitir que se realizara una prórroga por las deudas pendientes. Por el otro, Ebone, que cubre el salvamento y el socorrismo, mantiene una vinculación contractual con el Ayuntamiento capitalino hasta 2017, aunque en este caso el problema residía en la petición de rescisión del contrato por una serie de impagos, tal y como señaló en su día el concejal de Personal y Medio Ambiente, Manuel González Bauza. En este proceso se consiguió que todas las firmas siguieran en las playas hasta el 30 de junio.

El nuevo compromiso fue confirmado ayer por el director general de Ebone, Enrique Merino, que aseguró que la empresa ha dado este paso al constatarse que "lo mejor era comprometernos a terminar la temporada de playas" debido a que "la municipalización no se sabe cuándo va a llegar", por lo que se da seguridad a la prestación del servicio, para tranquilidad de los bañistas.

De hecho, desde la empresa se valoró que este pacto "verbal" era "bueno para todos", por lo que la intención que tiene Ebone es "seguir prestando un buen servicio como hasta ahora".

En cuanto a la deuda generada por parte del Consistorio que había motivado la petición de rescisión del contrato, Merino aportó que "a fecha de hoy, el Ayuntamiento está al corriente de los pagos, salvo las facturas de este verano, por lo que nosotros estamos atendidos".

Otro aspecto que también surgió en el debate para la aprobación del inicio de la municipalización es el sobrecoste que los servicios estaba suponiendo para las empresas en referencia al precio de adjudicación y el ahorro que tendría el Ayuntamiento por su prestación directa frente al actual modelo. Merino aseguró que "nosotros no sabemos nada de sobrecoste. Salvo que pueda haber alguna incidencia no programada, en nuestro servicio no hay problemas de este tipo".

Con todo, y a la espera de que se haga el rescate de los servicios de playas por parte del Ayuntamiento gaditano, el responsable de Ebone apuntó que "la situación actualmente está en que ellos van a seguir con el camino de la municipalización", por lo que afirmó que desde esta compañía no se va a poner "ningún problema para dejar el servicio".

De esta forma, el correcto mantenimiento y funcionamiento de las playas gaditanas queda pendiente de la decisión que se tome desde el Ayuntamiento para buscar una solución a la limpieza de la arena y el mantenimiento de los módulos, para lo que se podría realizar la prórroga de los contratos, la propia municipalización u otra medida distinta.

El rescate de los servicios públicos fue una de las apuestas de Por Cádiz sí se puede durante la campaña electoral, abriéndose con la aprobación de la moción de urgencia en el Pleno de abril. Sin embargo, en el de mayo se aprobó la prórroga del contrato de la limpieza viaria y la recogida de residuos por un año, uno de los que al principio se prometió remunicipalizar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios