Cádiz| La crisis del coronavirus Equipos de protección hechos por costureras gaditanas para el Puerta del Mar

  • Unas 90 mujeres de Cádiz, San Fernando y Chiclana están elaborando batas, patucos, gorros y mascarillas para los profesionales del hospital

  • Limpiezas el Sol ha donado 7.000 guantes de vinilo al centro

Una de las mujeres que está elaborando de manera altruista los equipos de protección.

Una de las mujeres que está elaborando de manera altruista los equipos de protección.

Ante la falta de equipos de protección individual (EPIs) en el Hospital Puerta del Mar para los profesionales que tratan a enfermos con coronavirus, costureras de Cádiz, San Fernando y Chiclana se han organizado para elaborar desde sus casas de forma altruista batas, patucos y gorros con paños quirúrgicos aportados por el propio centro.

El pasado viernes recogieron el material y este lunes ya habían elaborado 122 batas que entregaron en el hospital gaditano para sus profesionales. El martes entregaron otras 70 batas y 28 patucos, y siguen trabajando para que no le falten EPIs al personal.

Los coordinadores de esta iniciativa destacan que los patucos no cubren solo los pies, sino que llegan hasta las rodillas, de forma que entre estos y la bata, los profesionales tengan cubierto el cuerpo entero.

Asimismo, este lunes entregaron al Puerta del Mar 300 mascarillas elaboradas por esta red de costureras con tela comprada gracias a donaciones económicas realizadas por ellas mismas, familiares y allegados. Aseguran que se trata de una tela validada por el propio hospital para elaborar las mascarillas, que están realizadas con doble capa y sujeción en la nariz. Estas mascarillas se están usando también para los pacientes oncológicos del centro y aquellos que tienen debilitadas sus defensas.

Está previsto que este jueves se enteguen otras 300 mascarillas más, algunas al Hospital Puerta del Mar y otras a la Guardia Civil.

En la elaboración de los equipos de protección están trabajando cuatro grupos de costureras de Cádiz, San Fernando y Chiclana que suman unas 90 personas. La mayoría son amas de casa, pero también hay costureras profesionales, como una gaditana que ha ganado dos veces la Aguja de Oro del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz y otras de Chiclana que hacen vestidos de flamenca y de novias. También trabajan con ellas una patronista y una topógrafa; esta última se está dedicando a plasmar los patrones para facilitar el trabajo a las costureras. Llevan ya casi dos semanas realizando EPIs para el Hospital de Puerto Real y esta semana han comenzado a trabajar también para el de Cádiz.

Una de las costureras solidarias cosiendo una bata. Una de las costureras solidarias cosiendo una bata.

Una de las costureras solidarias cosiendo una bata.

Uno de los coordinadores de esta iniciativa cuenta que para aprovechar al máximo el material que reciben, que es un tejido especial, utilizan los retales de los paños con los que hacen las batas para elaborar los cinturones y los patucos. Asimismo, aprovechan las telas que envuelven el paquete de paños quirúrgicos que les envían para hacer gorros.

Al tratarse de un material de protección que no se puede reutilizar, esta red de costureras no puede dejar de trabajar para que los profesionales no se vean desabastecidos de EPIs. Por ello, aunque se han añadido nuevas incorporaciones, los coordinadores de los equipos indican que toda ayuda es poca y agradecen la colaboración para conseguir materiales, cinta elástica y cinta al biés, y también la incorporación de más mano de obra.

El principal problema con el que se ha encontrado esta red de costureras es el de la logística, porque aseguran que no es fácil trabajar y coordinarse desde la distancia. En este sentido, quieren resaltar la colaboración de Protección Civil de Cádiz en los desplazamientos para la recogida y entrega del material.

Destacan que para realizar todas las piezas de los EPIs de los profesionales, han estado en contacto con personal de Medicina Preventiva del Puerta del Mar y de Prevención de Riesgos laborales, que ha comprobado que el material y los equipos elaborados son aptos para el uso en el hospital.

Cabe señalar que a raíz de esta iniciativa, y ante la necesidad también de guantes en el Puerta del Mar, la empresa Limpiezas El Sol de Cádiz donó el lunes 7.000 guantes de vinilo al centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios