Municipal

Coronavirus en Cádiz: Las 120 medidas de la oposición

  • Los grupos municipales y el concejal no adscrito plantean diferentes medidas en cada comité de seguimiento del Covid–19

  • La suma de todas coincide con la cifra que anunció el alcalde

La ampliación de las terrazas fue una propuesta insistente de todos los partidos de la oposición.

La ampliación de las terrazas fue una propuesta insistente de todos los partidos de la oposición. / Fito Carreto

A vueltas con las 120 medidas del coronavirus. A vueltas con la polémica que gobierno local y oposición mantienen respecto al trabajo que unos y otros hacen o desatienden respecto a sus obligaciones contraídas va a hacer ahora un año. Y si el alcalde anuncia que han puesto en marcha más de 120 medidas, la oposición recela de una cifra que como ya dijo este periódico hace unos días está ciertamente engordada; y si la oposición dice que propone medidas de manera insistente, José María González afea que no lo hacen. Ante esto último, los grupos municipales de la oposición han puesto sobre la mesa las medidas que en estas semanas de estado de alarma han ido planteando al equipo de gobierno por medio del comité de seguimiento del Covid-19 que empezó a reunirse dos veces en semana y que ahora lo hace semanalmente.

Curiosamente, entre los grupos PP, PSOE y Ciudadanos y el concejal no adscrito Domingo Villero, son 120 las medidas que suma la oposición. Justo las mismas que defendía el alcalde. A la cifra global le ocurre como a la del equipo de gobierno, que está engordada. Sobre todo porque hay propuestas en las que son coincidentes todos los grupos o varios de ellos, como la de convocar los plenos ordinarios nuevamente, ampliar las terrazas de los negocios de hostelería, o favorecer de manera más efectiva a los usuarios de Eléctrica de Cádiz. Y también porque hay propuestas que se lanzaron en su día y que luego ha ido adoptando el equipo de gobierno, como las tarifas especiales en los aparcamientos que planteaba el PP, licitar los pliegos pendientes que reclamaba el PSOE, o extender la gratuidad de la zona naranja a otros sectores que pedía Ciudadanos; medidas todas puestas en marcha luego por el equipo de gobierno, en el caso de la zona naranja ampliándola a la totalidad de plazas de aparcamiento.

Pero más allá de la cifra en cuestión, es de reseñar que la oposición ha lanzado medidas cuanto menos curiosas o atractivas que hasta el momento no se han aplicados –por las razones que sean–. Por ejemplo, el Partido Popular ha propuesto que el autobús urbano fuera gratuito durante el estado de alarma, que se apruebe una línea de ayudas al alquiler para autónomos, comerciantes y hosteleros que no sean propietarios de los inmuebles que ocupan su actividad económica, o que se habiliten unas ofertas hoteleras, hosteleras y de ocio para atraer turismo provincial y nacional este verano a la ciudad (como abonar la noche del jueves a quien adquiera las del viernes y sábado en un hotel de la ciudad, o regalar una cena a quien venga un fin de semana, o similares).

De las propuestas lanzadas por el PSOE en relación al coronavirus destacan como más interesantes la de crear un comité de expertos que asesorara sobre las medidas a tomar para afrontar en las mejores condiciones posible la crisis económica derivada de la epidemia, la creación de una ventanilla única virtual para facilitar la asesoría a las pymes y autónomos, la puesta en marcha de un plan de empleo con 224.000 euros correspondiente a partidas que no se ejecutaron en los presupuestos de 2017 y 2018, o buscar acuerdos con diferentes entidades públicos o privadas para conseguir tarjetas SIM para aquellos estudiantes que tengan dificultades de acceso a internet para seguir las clases de forma telemática.

Ciudadanos, por su parte, ha propuesto entre otras cosas crear una Red Telemática de Asociaciones de Vecinos para “recabar información acerca de los problemas y sugerencias que plantea cada uno de los barrios de la ciudad y de que se compartan experiencias en cuanto a la localización y apoyo de vecinos aislados, mayores y dependientes, y familias en especial situación de vulnerabilidad”; crear un Consejo Social de la ciudad para “emitir informes, propuestas y estudios para relanzar la economía local y proteger el tejido social frente a las consecuencias provocadas por la pandemia del Covid-19”; facilitar la tramitación inmediata y sin coste para que pymes y autónomos puedan ampliar las licencias de actividad actuales, permitiendo mejorar las capacidades de negocios en esta crisis; o realizar recorridos virtuales por los museos y espacios culturales de la ciudad que se encuentran cerrados.

Y el concejal Villero ha sido también especialmente ingenioso en sus propuestas para luchar contra el coronavirus, firmando ideas como utilizar la tecnología basada en inteligencia artificial, Big Data y redes neuronales para controlar el aforo de las playas, poner en marcha un fondo social de donaciones dirigido a particulares, empresas y entidades, realizar una campaña de donación de gafas de motocross y de esquí para ponerlas a disposición del personal sanitario, o adquirir impresoras 3D para fabricar mascarillas que luego se usaran como material para cursos de formación del IFEF.

Propuestas todas estas, y otras muchas, que han quedado sobre la mesa del comité de seguimiento del Covid-19 y fuera de esas otras 120 (o las que sean realmente) anunciadas por el alcalde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios