Jornada Claves para conocer mejor el daño cerebral adquirido

  • El Hospital Puerta del Mar acoge una nueva sesión de su iniciativa ‘12 meses para mejorar tu salud’

Imagen de una de las mesas redondas de la jornada sobre daño cerebral adquirido. Imagen de una de las mesas redondas de la jornada sobre daño cerebral adquirido.

Imagen de una de las mesas redondas de la jornada sobre daño cerebral adquirido. / Jesús Marín

El daño cerebral adquirido (DCA) es una lesión repentina en el cerebro y constituye una de las primeras causas de discapacidad. Con motivo de la celebración esta semana del Día Mundial del Ictus –uno de los principales causantes del DCA–, el salón de actos del Hospital Puerta del Mar acogió este martes, dentro de su iniciativa 12 meses para mejorar tu salud, una jornada específica sobre el DCA organizada junto con la Asociación de Daño Cerebral Adquirido de Cádiz (ADACCA).

Entre los asistentes –que sobrepasaron el aforo del salón de actos del hospital–, se encontraban profesionales sanitarios, personas con DCA, familiares y estudiantes de los IES Cornelio Balbo de Cádiz y Sancti Petri de San Fernando.

La jornada contó con tres mesas redondas en las que, entre otras cosas, se profundizó en este problema de salud que es muy prevalente, en sus principales causas y las secuelas que deja; se abordaron los avances que se han producido en los tratamientos y se habló de esperanza, recordando la frase de Hipócrates:“No existe daño cerebral demasiado leve para ser ignorado, ni demasiado severo para perder la esperanza”.

La última mesa redonda de la jornada trató sobre la vuelta a casa de una persona con DCA tras su estancia en el hospital. En ella participaron dos familiares de pacientes y dos profesionales.

Ángel, marido de una mujer con DCA producido por un ictus, comentó que “al llegar a casa, se produce un shock, porque en el hospital está la vida organizada y en casa tienes que enfrentarte a una serie de problemas y te encuentras solo”. Destacó el papel de las asociaciones –en su caso ADACCA– para ayudar a la persona afectada y a su familia.

Por su parte, Carmen, cuyo marido tiene una lesión cerebral desde hace 12 años, habló de los cambios que tuvo que hacer en su casa para que su marido pudiera desplazarse por ella en silla de ruedas y para poder asearlo. Lamentó que, en su caso, cuando le dieron el alta en el hospital, “nadie me informó de nada. Tuve que moverme de un lado para otro para enterarme de todo lo que tenía que hacer”.

La trabajadora social del Puerta del Mar Dolores Mateo Ruiz explicó la atención a las familias de personas con DCA que se realiza en el hospital. Dijo que se les informa de los recursos públicos y privados que existen, e incluso se coordinan con los profesionales de distintas instituciones para que se agilice la ley de pendencia.

Mª del Mar León Grima, enfermera gestora de casos del distrito Bahía de Cádiz–La Janda, expresó que el abordaje de estos pacientes debe ser personal, y los gestores de casos de los centros de salud hacen una propuesta de cuidados según la complejidad y los problemas que detectan en cada paciente. Destacó la importancia de cuidar también a los cuidadores.

Al final de esta última mesa redonda, se invitó a las asociaciones de DCA a que visiten los centros sanitarios para informar de la labor que realizan y así los profesionales puedan trasladar esa información a los pacientes y sus familiares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios