Cádiz

Una empresa de Chiclana sustituirá a DHO en las viviendas de Cerro del Moro

  • La constructora Francisco Galindo contratará a los trabajadores de Constramante para terminar las 57 VPO

Al final será la empresa de Chiclana Francisco Galindo la que se haga cargo de la construcción de las 57 viviendas sociales que la Junta de Andalucía planeó en el barrio de Cerro del Moro de Cádiz.

Este hecho podría poner fin a uno de los culebrones de este verano cuando los poco más de veinte trabajadores de la empresa Constramante iniciaron una serie de movilizaciones y paros por la falta de pago por parte de la empresa que los subcontrató, la firma DHO, que levanta las citadas viviendas en régimen de VPO.

Así lo comunicaban ayer fuentes de la Oficina de Rehabilitación de la Junta de Andalucía después de mantener una reunión con los trabajadores de Constramante. Y al final, esta nueva empresa, la chiclanera Francisco Galindo, contratará tanto a los trabajadores de Constramante que laboraban en Cerro del Moro y a dos de la Casa Lasquetty.

En cuanto al pago de las nóminas atrasadas, fuentes de la Junta afirman que se les está liquidando todo lo que se les debe.

Antes de que entre en juego la empresa chiclanera se deberá hacer efectiva la rescisión del contrato de la Junta con DHO, extremo que se llevará a efecto mañana miércoles. Hasta entonces será una subcontrata de oficio la que llevará a efecto los trabajos de Cerro del Moro.

A partir del jueves, Francisco Galindo, con los trabajadores de Constramante ya integrados en sus plantillas, se hará cargo de las obras de las viviendas sociales en régimen de VPO.

Sobre su fecha de finalización, la Junta afirma que la obra podría finalizar para enero de 2009 aunque hay que tener en cuenta los numerosos paros que han tenido lugar casi siempre motivados por los temas laborales que provocaron las protestas de los obreros de Constramante.

Tras el inicio del conflicto, la Junta de Andalucía medió para así intentar conseguir que no supusiera demasiado retraso en la finalización de las obras y garantizar la continuidad de los trabajadores de Constramante, como así ha sido definitivamente.

Allá por el mes de junio, los trabajadores de Constramante ya protagonizaron un paro en las obras de Cerro del Moro, Matadero y Lasquetty porque les debían mayo y parte de junio. Días después recibían el dinero y volvieron a las obras por lo que la Junta decidió dar otro margen de confianza a DHO para que acaben los problemas laborales. Pero a mediados de agosto pararon de nuevo porque se les debía julio. Y fue ahí cuando la Junta optó por convocar a DHO para tratar la rescisión de su contrato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios