Cádiz

Carlos Díaz Medina, del PSOE, nuevo alcalde de Cádiz

Carlos Díaz y los concejales del primer Ayuntamiento democrático, en 1979. Carlos Díaz y los concejales del primer Ayuntamiento democrático, en 1979.

Carlos Díaz y los concejales del primer Ayuntamiento democrático, en 1979. / archivo diario de Cádiz

Comentarios 3

On los votos de los concejales del PSOE, PSA y PCE, el socialista Carlos Díaz Medina ha sido elegido alcalde de Cádiz . A las once de la mañana de ayer, numerosas personas de partidos de izquierda aguardaban el comienzo del acto de elección de alcalde a las puertas del salón de sesiones.

El secretario del Ayuntamiento, Méndez Barrena, llamó a los concejales de mayor y menor edad para que constituyeran la mesa de edad. Correspondió a José Mena (PCE) y a Antonio Ramos Merlo (PSA). En ese momento, desde el público se pidió un minuto de silencio por los socialistas y comunistas muertos en la guerra civil. Tras unos momentos de indecisión, los concejales de izquierdas se pusieron en pie, mientras los de UCD permanecían en sus asientos. A continuación, el comunista José Mena, anunció que se iba a proceder a la elección de alcalde mediante votación abierta, aunque la Ley especificara que debía ser mediante votación secreta. Pese a las protestas de UCD así se llevó a cabo. Cada vez que Carlos Díaz recibía un voto, el público aplaudía y cuando se nombraba al candidato de UCD, Pedro Valdecantos, silbaba ostensiblemente. El acto, en algunos momentos, tomó carácter asambleario. Hecho el recuento, Carlos Díaz obtuvo quince votos y Valdecantos doce. El público, puesto en pie, coreó el nombre del elegido y cantó La Internacional.

El público, puesto en pie, coreó el nombre del elegido y cantó "La Internacional"

Carlos Díaz recibió el bastón de mando de la ciudad y pronunció un discurso en el que pidió que por encima de todo prevalezcan siempre los intereses de Cádiz. Posteriormente formalizó la entrega con el anterior alcalde , Beltrami.

El nuevo alcalde de Cádiz comenta la situación de nuestra ciudad y dice muy gráficamente que "los recursos son limitados, pero las necesidades son infinitas. Hay que establecer un orden de prioridades y presionar al Gobierno y solicitar a los parlamentarios que promulguen con urgencia una ley que potencie la autonomía administrativa y financiera de los ayuntamientos."

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios