Iglesia

Cáritas Diocesana de Cádiz atendió a 19.067 personas el pasado año

  • La institución alerta de la precarización del empleo, lo que está generando cada vez más trabajadores pobres

  • En total se han destinado casi 1,8 millones a todas las acciones que han desarrollado en un 2021 marcado por la Covid 19

Participantes en el programa Inserta de Cáritas.

Participantes en el programa Inserta de Cáritas. / Julio González

Cáritas Diocesana de Cádiz ha dado a conocer, un año más, en torno al Corpus Christi – Día de Caridad, su memoria anual de actividades.

El contexto que describe Cáritas diocesanas es el referido a que los dos últimos años han estado marcados, en todos los ámbitos de la vida, por la pandemia de la Covid 19. La consecuencia más visible de esta crisis se ha concentrado en la caída de la actividad económica y en la destrucción de empleo. Se ha producido un empeoramiento de las condiciones de trabajo que genera más trabajadores pobres y menos realizados personal y socialmente.

Asimismo, la precariedad ha crecido con fuerza y muchos hogares dependen económicamente de una persona que sufre inestabilidad laboral grave. Además, se han agravado las causas que dificultan el acceso al derecho al trabajo a una parte de las personas desempleadas, lo que genera una peligrosa tendencia a la cronificación de la situación de desempleo. Los jóvenes y adultos entre 45 a 65 años y personas en situación de exclusión social son las más perjudicadas por este sistema laboral, que solo les permite el acceso a empleos en sectores no cualificados, en empleos temporales y precarios, con mayor exposición a la enfermedad durante la pandemia y con mayor proporción de despidos.

Además del empleo, la vivienda y la salud son otros de los grandes factores de la exclusión en nuestra Diócesis. las familias tuvieron que desplegar las estrategias necesarias para no verse arrastradas por la crisis. Acudir a ahorros propios, buscar o pedir dinero u otros recursos a familiares o amigos y la reducción de gastos habituales, sobre todo en alimentación, ropa o calzado fueron las acciones que se tuvieron que adoptar.

Este escenario de la sociedad diocesana, hace que Cáritas vea necesario la necesidad de activar políticas que permitan recuperar los derechos perdidos de miles de ciudadanos, sobre todo de aquellos que más sufren las consecuencias de la crisis. Esta crítica realidad, arroja a una parte de la población a situaciones de exclusión de las que, desgraciadamente, muchos no se recuperarán jamás. 

Tras las dificultades en la actividad social a causa de la Covid 19 durante el 2020, en el año 2021, Cáritas Diocesana de Cádiz señala que la casi totalidad de los proyectos de intervención, tanto en las acogidas parroquiales, como en los proyectos diocesanos, han retomado la actividad solidaria. De este modo, 19.067 personas han recibido ayuda a través de Cáritas. Esto ha sido posible gracias a 632 voluntarios y 29 contratados que han mantenido su compromiso para continuar acompañando a las personas y familias que se han acercado a Cáritas en el pasado año y a 746 socios y donantes que con su colaboración económica ayudan a sustentar nuestra actividad social.

La realidad de las personas que acompaña Cáritas

Los grandes apartados sociales a los que Cáritas Diocesana destina mayor volumen de recursos son, por este orden, los programas de Familia y Atención Primaria, un 35,84% y 637.177,15 euros; Empleo y Economía Social,  el 26,57% y 472.443,54 euros; Personas sin Hogar, 13,15% y 233.777,60 euros; y las acciones dedicadas a la formación de agentes y personas atendidas, 10,57% y 187.890,25 euros. El resto de los recursos, un 13,86%, se destina a acciones de comunicación y sensibilización y a gastos de gestión y administración. En total el volumen de recursos invertidos asciende a 1.777.897,50 euros.

En el ámbito de la Familia y Atención Primaria, el perfil de las personas que se atiende desde Cáritas responde a parejas con hijos, familias monoparentales (mayoría mujeres), personas solas, sin estudios o estudios primarios, sin ingresos, con ingresos insuficientes o percibiendo pensiones no contributivas y las ayudas que se han ofrecido ha sido destinadas a cubrir necesidades básicas (alimentación y ropa), vivienda, de apoyo a la salud, a la educación, documentación administrativa y transporte.

Esta acción se ofrece desde los 92 servicios de acogida que el voluntariado de Cáritas sostiene desde las distintas parroquias de la Diócesis. En total, estos equipos han acogido y acompañado a 6.842 familias alcanzando la ayuda ofrecida a 18.341 personas. De igual forma, en este apartado se desarrollan proyectos de carácter diocesano de atención a madres gestantes, maternidad y primera infancia, proyectos de atención a la infancia y adolescencia, acompañamiento de mayores en soledad (proyecto Estamos Contigo), talleres socioeducativos con familias y la labor del Comedor Social de Algeciras. En este último proyecto, en el año 2021, se ha constatado un importante aumento de usuarios (una media de 180 personas diarias) que ha supuesto un esfuerzo económico para no dejar de atender a las personas que a él acuden.

El segundo apartado donde más recursos se han aplicado en 2021 es en el ámbito del Empleo y la Economía Social. El perfil de las personas que participan de las acciones de esta área son personas desempleadas españolas (más del 65% son mujeres) de edades comprendidas de 25 – 45 años, con baja cualificación profesional, cargas familiares y situación de vulnerabilidad social. En los servicios de orientación laboral, repartidos por todo el territorio diocesano (Cádiz, San Fernando, Chiclana de la Frontera, Algeciras, La Línea de la Concepción y servicios itinerantes en La Janda y zona de San Roque) se han atendido a 550 personas alcanzando una inserción laboral del 23.09% (127 personas).

Junto a la orientación laboral, en esta área se llevan a cabo acciones de intermediación a través de la Agencia de Colocación por la que, en el año 2021, han pasado 268 personas. Por su parte, INSERTA CÁDIZ SL, empresa de reciclaje de ropa, fue declarada “empresa de inserción” en julio de 2021. Esta iniciativa social de Cáritas está dedicada a favorecer la promoción de la persona y el cuidado del medio ambiente a través del reciclaje de ropa usada. El volumen de ropa recogido en 2021 asciende a 418.520 kilos y durante el pasado año ofrecieron una oportunidad de empleo a 12 personas.

Con el colectivo de personas en situación de sin hogar, Cáritas Diocesana de Cádiz ha renovado su apuesta por apoyar a estas personas. Las acciones que llevan a cabo están encaminadas a paliar las necesidades más inmediatas que su situación de sin hogar provoca (higiene, alimentación, vestido, información y orientación) y acompañar a las personas en el acceso y ejercicio de sus derechos, así como en sus procesos de recuperación e integración en la comunidad. Nuestros proyectos ubicados en San Fernando, Chiclana de la Frontera, Algeciras y La Línea de la Concepción (centro de día de nueva creación en 2021) están orientados a todas aquellas personas que viven en un espacio público, se hospedan en albergues, centros o refugios y carecen de recursos, de lazos comunitarios y familiares (597 personas). Igualmente, nuestro proyecto “Café y Calor” sigue atendiendo situaciones de calle en La Línea de la Concepción (71 personas). El perfil de las personas sin hogar responde a hombres de entre 40 y 60 años, aunque constatan un incremento de mujeres entre el colectivo (en 2020 un 21’97% y en 2021 un 22’69%). En total, en 2021, 688 personas sin hogar han sido atendidos por Cáritas.

Finalmente, la Escuela de Formación, además de animar la formación de los agentes (voluntarios y contratados), desarrolla acciones formativas para la inclusión laboral orientadas a personas en situación de exclusión. En coordinación estrecha con el Programa de Empleo, se han impartido 11 acciones formativas (Grandes almacenes, Hostelería, Cuidado de Personas y Limpieza) que han formado a 112 personas. El nivel de inserción laboral ha alcanzado el 22,32% (25 alumnos) y se ha contado con la colaboración de 62 empresas de los sectores laborales relacionados con la formación.

Otras acciones de Cáritas

Junto a todas estas actividades de promoción social, Cáritas desarrolla labores de comunicación y sensibilización (campañas de denuncia y sensibilización social) y de desarrollo institucional encaminadas a consolidar y desarrollar las relaciones institucionales con el resto del tejido asociativo y con otras entidades públicas y privadas.

Como indica Vicente Pablo Ortells, director de Cáritas Diocesana en su presentación, “en la Memoria de Cáritas se deja constancia de las acciones en las que hemos invertido los recursos que nos han sido confiados. En estas acciones hemos puesto todo nuestro esfuerzo, amor y esperanza. En el año 2021 hemos seguido constatando el terrible escenario social y económico que la Covid19 ha dejado en nuestra sociedad gaditana. Frente a esta ola de sufrimiento, Cáritas ha ofrecido sus mejores datos que son los que hablan del apoyo y acompañamiento que ofrecemos a las familias que se acercan a nosotros en sus momentos más difíciles. Con ellos creamos oportunidades y generamos esperanza de un futuro mejor.

Ortells, en nombre de Cáritas Diocesana de Cádiz, agradece "el apoyo recibido por parte de todos aquellos que confiaron en Cáritas y reitera el compromiso de que seguiremos estando junto a todas aquellas personas que nos necesiten. Confío que, con la ayuda de más y más personas, podamos seguir adelante en nuestra labor de transformación social y en nuestra misión de devolver esperanza y ofrecer oportunidades a tantas personas que se acercan a nosotros”.

Finalmente, el director de Cáritas Diocesana, recuerda que, frente a tantas situaciones de sufrimiento y necesidad, Cáritas Diocesana de Cádiz, sigue necesitando el apoyo de todos para continuar con su obra social. Se puede colaborar con Cáritas en labores de voluntariado o económicamente a través de la cuenta de donaciones ES98 2103 4000 67 3300000639 o por BIZUM 00883 o a través de la www.caritas.es/cadiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios