El desarrollo portuario en Cádiz

Cádiz y su muelle unen a todos los políticos

  • La Junta rubrica su participación en el plan de integración del puerto en la ciudad. El alcalde destaca que es la mayor operación en décadas.

Amistoso saludo del vicepresidente de la Junta y el alcalde de Cádiz, con el rector como testigo. Amistoso saludo del vicepresidente de la Junta y el alcalde de Cádiz, con el rector como testigo.

Amistoso saludo del vicepresidente de la Junta y el alcalde de Cádiz, con el rector como testigo. / jesús marín

La Junta de Andalucía se incorporó ayer al plan de integración del puerto y Cádiz, que debe definir el modelo urbanístico que se le van a dar a unos 300.000 metros cuadrados de muelles que, con la apertura de la nueva terminal de contenedores, no van a tener un uso portuario a medio plazo. En este proceso ya están metidos de lleno el Ayuntamiento de Cádiz y la Universidad, que está coordinando la elaboración de una serie de estudios técnicos y debates ciudadanos.

La presencia de la Junta, cuyo vicepresidente, Manuel Jiménez Barrios, firmó ayer el convenio con la presencia del presidente de la Autoridad Portuaria, José Luis Blanco; el alcalde de Cádiz, José María González, y el rector de la UCA, Eduardo González Mazo, supone el espaldarazo definitivo a una operación esencial no sólo para la expansión de la capital sino también, como indicó Jiménez Barrios, para el conjunto económico de la Bahía.

El desarrollo, sobre el papel, del plan se puso en marcha hace cerca de un año. La UCA ya ha culminado la elaboración de varios informes relacionados con el análisis del territorio y la población, sobre la economía general y sobre el turismo de cruceros. Ahora se ha iniciado el proceso participativo, en el que se incluye la mesa redonda celebrada el pasado martes donde sectores portuarios se mostraron muy críticos con esta operación. En este sentido, todos los participantes en el acto de ayer en la sede de la Autoridad Portuaria lanzaron un mensaje de tranquilidad a las empresas marítimas que trabajan en Cádiz, dejando claro que la principal premisa del plan que ahora se redacta es la continuidad y el fortalecimiento de la actividad portuaria, con un claro objetivo: la creación de empleo.

Hay que tener en cuenta que el proceso iniciado hace unos meses aún tardará un tiempo en estar terminado. Un tiempo que se cuenta por años, como reconoce José Luis Blanco que considera que la elaboración del documento definitivo necesitará unos dos años de preparación, y que el propio desarrollo físico del muelle necesitará "diez, quince o veinte años de ejecución", pues dependerá de la financiación pública y, sobre todo, del dinero procedente de la iniciativa privada.

En todo caso, la presencia de la Junta le da al plan una garantía de ejecución esencial. El vicepresidente incluyó esta participación en "el compromiso de la Junta con la ciudad de Cádiz". Pero quiso ir mucho más allá afirmando que la administración regional dará a esta operación "una visión de conjunto", superando las fronteras de la capital.

En este sentido, Jiménez Barrios habló del puerto de Cádiz, y de la Bahía, como una unidad junto a la Cabezuela, el segundo puente, el salto de la Zona Franca superando los históricos límites de la capital y el futuro desarrollo de Las Aletas. Con diez millones de metros cuadrados de suelo productivos de los que ocho son de propiedad pública. Todo ello con el necesario despegue de la Red Logística de Andalucía. Un conjunto de proyectos de afianzamiento y expansión del sector productivo de la provincia, donde, dijo, "el puerto de Cádiz es un agente clave, donde todo está entrelazado". Y más cuando, se lamentó, desde el Gobierno central la apuesta inversora se ha trasladado a Cataluña, donde se anuncia una multimillonaria inversión estatal, dejando a un lado a los intereses de Andalucía.

"Lo importante es saber qué hacer no solo con los terrenos que están justo en el centro de la ciudad, sino qué hacer con la actividad portuaria en su conjunto en la Bahía de Cádiz, dándole una visión desde el empleo, desde la necesidad de que las cuestiones que se planteen vengan a satisfacer esa demanda ciudadana", indicó el vicepresidente de la Junta, concluyendo que "la aportación de la Junta va a ser la de intentar que los intereses locales tengan una confluencia con los intereses provinciales y regionales".

José Luis Blanco justificó la elaboración de este ambicioso plan en base a tres cuestiones. Por una parte, la evolución tecnológica del tráfico portuario, con la puesta en servicio de grandes buques con un calado no adecuado al actual muelle gaditano; por otra, el propio planeamiento de la APBC, donde se apuesta por la diversificación y especialización de las dársenas; y por último, los factores ambientales que suponen que al tráfico urbano se colmate con el tráfico portuario, con lo que ello supone de contaminación sonora y ambiental.

Reconoció Blanco que en este proceso, el puerto de Cádiz va con retraso respecto a otras ciudades marítimas donde esta operación ya está en marcha o ya se ha ejecutado. "Es un proceso lento, porque necesita la implicación de las administraciones, de los sectores portuarios y los sociales, porque 300.000 metros cuadrados no se rellenan ni en un cuarto de hora ni en una legislatura".

El presidente de la APBC lanzó un mensaje de tranquilidad a los empresarios del sector, inicialmente escépticos con la integración con la ciudad. "Preservaremos la joya de la corona, que es la actividad portuaria. Y se preserva para mejorar: más muelles, más tecnologías, porque somos la principal empresa de la Bahía", recordando que actuaciones de este tipo "ya se ha ejecutado en todas las ciudades con dársenas en sus cascos históricos. Se trata más de vivir del puerto que vivir en el puerto".

En este sentido se expresó el alcalde gaditano, que constató la importancia del proyecto y su carácter ilusionante para el conjunto de la sociedad. "Intenta recoger todas las sensibilidades de los ciudadanos porque la suma de voluntades en un activo", afirmó, dentro de la línea mantenida por el gobierno que él preside de apostar por el diálogo entre las instituciones y los colectivos sociales.

De la magnitud del trabajo a realizar, con 300.000 metros cuadrados de suelo en una ciudad con poco más de 13 kilómetros cuadrados, José María González dijo una frase elocuente: "Éste es el planteamiento más importante a realizar (en Cádiz) en esta primera mitad del siglo y si me apuran en todo el siglo. Cada vez que Cádiz mira al mar le van bien las cosas. Supone futuro y empleo para el recinto portuario y para la ciudad. Por eso es necesario que se realice de forma conjunta. Es hora de que las lealtades sustituyan al desencuentro anterior".

Por su parte, el rector Eduardo González Mazo dejó constancia de la apuesta decidida de la Universidad en favor de esta operación. Hay doce profesores universitarios trabajando en la misma bajo la dirección del catedrático Juan Manuel Barragán, que se encontraba también presente en el acto celebrado ayer. Ya han avanzado de forma notable en lo que tenían encomendado y una vez concluya la fase de participación ciudadana elaborarán el definitivo diagnóstico que pondrá sobre la mesa el nuevo modelo de integración puerto/ciudad y que se convertirá en la mayor operación urbanística, económica, social y de futuro en la historia más reciente de Cádiz capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios