Boluda toma posiciones en el puerto de Cádiz Boluda compra la empresa de los amarradores y negocia su entrada en Concasa

Las cuatro grúas de Concasa con las que cuenta ahora la terminal de contenedores del Muelle Reina Sofía. Las cuatro grúas de Concasa con las que cuenta ahora la terminal de contenedores del Muelle Reina Sofía.

Las cuatro grúas de Concasa con las que cuenta ahora la terminal de contenedores del Muelle Reina Sofía. / Jesús Marín (Cádiz)

El estreno de la línea diaria entre Cádiz y Canarias ha venido acompañado de la compra o del rescate, por parte de Vicente Boluda, de una empresa que se hallaba desde la entrada del Covid al borde del abismo.

No ha trascendido la cifra de la compraventa, pero podría ser lo de menos. Lo más importante es que la empresa Amarradores del Puerto de Cádiz ha sido comprada, absorbida o rescatada, como se le quiera llamar, por Boluda Corporación Marítima, evitando así su desaparición y evitando que la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC) se quedara sin poder ofrecer un servicio de amarre y desamarre que, por ley, está obligada a dar.

Tanto es así que fuentes cercanas a la operación han confirmado que ha sido el propio director de la APBC, Agustín Romero, el que ha convencido a los responsables de Boluda Corporación Marítima para que se hiciera cargo de esta empresa cuyo accionariado estaba mitad y mitad en manos de dos personas, Juan de Dios y Eduardo Pérez, padre e hijo.

La versión oficial que circula es que la decadencia de la empresa Amarradores del Puerto de Cádiz ha llegado de la mano del Covid. Sus tarifas estaban ajustadísimas y tan sólo sobrevivían gracias a los más de 300 cruceros que llegan a Cádiz en estos últimos años. Pero llegó la pandemia y los 300 se quedaron en poco más de 30, lo que ya supuso el coma financiero de esta empresa familiar de amarre y desamarre.

Eduardo y Juan de Dios Pérez, propietarios de Amarradores del Puerto de Cádiz. Eduardo y Juan de Dios Pérez, propietarios de Amarradores del Puerto de Cádiz.

Eduardo y Juan de Dios Pérez, propietarios de Amarradores del Puerto de Cádiz. / Lourdes de Vicente (Cádiz)

Pero la otra versión es que esta empresa estaba muriendo fruto del estrangulamiento al que se veía sometida desde la APBC, que desde hace más de 10 años, le “obligaba” a mantener unos precios con los que era ya casi imposible sobrevivir. De esta manera, la empresa que ahora rescata Boluda estaba ya moribunda a causa del Covid, pero ya estaba herida de muerte desde mucho antes.

La adquisición por parte de Boluda no va a suponer ningún tipo de cambio organizativo en la empresa de amarradores.Los 12 trabajadores que tiene en nómina, y que han logrado sobrevivir gracias a su fidelidad a la profesión, permanecerán en sus puestos, con la diferencia de que dejará de ser una empresa familiar histórica dentro del puerto de Cádiz para convertirse en una nueva filial de la todopoderosa Boluda Corporación Marítima (BCM).

Eduardo Pérez: “Me gusta hablar más de situación insostenible por la falta cruceros antes que de quiebra”

Su responsable y portavoz, Eduardo Pérez, expresaba ayer su satisfacción con el final feliz de toda esta historia después de siete u ocho meses agónicos. “Me gusta hablar más de situación insostenible que de quiebra”, según Eduardo Pérez, al que ayer ya se le escuchaba sonreir a través del teléfono, que ahora ocupará el puesto de jefe de base.

Este feliz final está tan sólo a falta de una firma que podría tener lugar el próximo 5 de diciembre entre los responsables de Boluda y los, hasta ahora, propietarios de Amarradores del Puerto de Cádiz.

Negociaciones entre Boluda y Concasa

Lo que aún no está nada claro es el final de otra negociación: la que mantiene Boluda Corporación Marítima (BCM) con Concasa.

El proyecto Daily Canarias con el que Cádiz se convierte en el epicentro toda la logística entre la península y Canarias es ya un hecho. Lleva ya casi una semana funcionando pero la madrugada del domingo a lunes quedó en los anales de la historia de Boluda como el primer día de vida de este proyecto vital para el puerto de Cádiz.

Pero a la vez que se gestionaba este proyecto, Concasa se maquillaba y rescataba del armario sus mejores galas para recibir a Boluda. Estaba en juego el devenir de este proyecto que se ansía duradero en el tiempo y, en segundo lugar, la adquisición por parte de Vicente Boluda, al menos, de parte del accionariado de Concasa, ahora en manos de su presidenta Diana Domecq.

El propio Vicente Boluda, según publica el periódico Levante, afirmó durante una entrevista que había comprado la terminal de contenedores de Concasa.

Pero a la vez que la edición del Levante veía la luz ayer por la mañana, la presidenta de Concasa, Diana Domecq negaba con total rotundidad la veracidad de esa información.

La propia APBC confirmó que desconocía esta compraventa, algo realmente sospenchoso puesto que es una operación que, antes de firmarse, debería pasar por Consejo de Administración.

Lo que sí es un hecho es queVicente Boluda estuvo en Cádiz el jueves pasado comiendo con Diana Domecq, y los que conocen al ex presidente del Real Madrid saben que este empresario no da puntada sin hilo.

De esta manera, todo queda en el aire ya que Levante hablaba, al amanecer, de compra, Boluda citaba a media mañana que había un “acuerdo que se esperaba materializar pronto”, para terminar, a media tarde diciendo que “BCM ha optado por no posicionarse para no entorpecer las negociaciones”.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios