Cádiz

Blanco sin bandera blanca

  • El Pleno aprobó que se nombre una calle, plaza o cualquier otro lugar en la ciudad en recuerdo del concejal que fue asesinado por ETA hace 20 años

Varios concejales de la oposición, durante la sesión plenaria de ayer. Varios concejales de la oposición, durante la sesión plenaria de ayer.

Varios concejales de la oposición, durante la sesión plenaria de ayer. / jesús marín

En un pleno más tranquilo de lo habitual, las chispas saltaron en el punto 18 en una propuesta del Partido Popular para nombrar una calle, plaza o lugar preferente en recuerdo de Miguel Ángel Blanco, el concejal vasco asesinado por la banda terrorista ETA en el año 1997 y que dio lugar al llamado Espíritu de Ermua.

El lío se produjo porque los dos partidos del equipo de Gobierno presentaron una enmienda de sustitución en la que decían que no había que individualizar este reconocimiento sólo en Blanco sino algo genérico para todas las víctimas del terrorismo. De hecho lo que encendió a los populares fue la intervención de David Navarro cuando dijo que el PP había tenido desde 1997 hasta 2015 para hacer ese reconocimiento. Incluso insinuó que cuando se ha individualizado siempre se ha hecho con personas que han estado en el PP, como el matrimonio Jiménez Becerril y José Antonio Ortega Lara. En este sentido recordó que ha habido víctimas en otros partidos políticos, en los militares, cuerpos de seguridad y muchos civiles "y todos han dejado el mismo vacío y la misma tragedia entre sus familiares". Y concluyó con una frase : "¿Hace falta ponerle nombre y apellidos a ese dolor?".

En un pleno de guante blanco, fue el punto que más controversia generó en la jornada

El Partido Popular, a través de Ignacio Romaní en primera instancia y en segunda Teófila Martínez, le respondieron a Navarro que la rotonda que se hizo al matrimonio Jiménez Becerril fue porque Ascensión, que no era política, era gaditana.

Pero conforme fueron avanzando las intervenciones, el tono se fue endureciendo, convirtiéndose en el punto más áspero de todos los que se trataron. Romaní acusó a Navarro de "no tener vergüenza, falta de corazón, de humanidad y coherencia política". Asimismo, espetó que "muchos concejales murieron y muchos tuvimos que llevar escolta, pero no vamos a olvidar. Hoy se va a hablar de Miguel ángel Blanco, le pese a quien le pese". Romaní fue cada vez a más y recordó y enseñó la foto de la presidenta del parlamenta de Navarra (Podemos) con el etarra Josu Zabarte 'El carnicero de Mondragón', con numerosos asesinatos a su espaldas. Este tema salió antes a relucir cuando ya Ignacio Romaní le recordó la presencia de un miembro de Bildu hace poco en Cádiz. Teófila Martínez señaló que Miguel Ángel Blanco no fue una víctima cualquiera, algo en lo que coincidieron también otras formaciones políticas del pleno como Ciudadanos y el PSOE. Finalmente la propuesta salió adelante con los votos de todos los partidos de la oposición, salvo la abstención del equipo de Gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios