Cádiz

Benvenuto, Costa Luminosa

  • Costa Cruceros incluye a Cádiz en la ruta inaugural de su buque botado la semana pasada en Génova · El barco cuenta a bordo con más de cinco mil obras de arte

Hablar de la historia de Costa es hablar de la historia de los cruceros como medio o forma de transporte por mar. Y su nacimiento se remonta a 1948 cuando el primero de sus buques 'C', el Anna C, partía de Génova rumbo a Buenos Aires, convirtiéndose así en el primer crucero de la flota Costa en cruzar el Atlántico.

Y fueron así los inmigrantes que salían de Europa buscando vida de los Apeninos a los Andes los que alimentaban, de alguna manera, esos peculiares viajes. Pero, por aquel entonces, ese Anna C viajaba ya con aire acondicionado en todos sus camarotes. Y sesenta años después, Costa Cruceros ha conseguido el récord histórico de más de un millón de huéspedes transportados en un año.

Pero la historia pasó ayer página en Cádiz, con el atraque a Puerto gaditano del Costa Luminosa, el más joven de los buques de la compañía naviera italiana, botado el pasado viernes en Génova junto a su hermano, el Costa Pacífica.

Su aspecto externo atracado ayer en los norays del Alfonso XIII no hacía imaginar su cuidada imagen interior. Un barco diseñado por el famoso arquitecto Joseph Farcus, que cuida hasta el más mínimo detalle de sus pasillos, ascensores, bares, restaurantes, piscinas o cabinas.

2.500 pasajeros de distintas nacionalidades, casi todos ellos europeos, predominantemente italianos, llegaban ayer muy temprano al Puerto gaditano en su crucero inaugural. El Costa Luminosa partía el miércoles del puerto de Roma (Civitavecchia) con destino final a Amsterdam, pasando por Savona, Portofino y las Cinque Terre, Génova, Saint Tropez, Barcelona, Gibraltar, Cádiz, Lisboa (con estancia de dos días), Vigo, El Havre (Francia) y Harwich (Gran Bretaña).

El número de bares, restaurantes, piscinas o discotecas lo ubican dentro del margen medio superior en cuanto a instalaciones pero son sus detalles los que convierten a este crucero en uno de los niños mimados de la familia Costa.

En consonancia con la tradición de la compañía, sus 294 metros de eslora cuentan con una excelente colección de arte a la vista de todo el pasaje con 288 obras originales y más de 4.700 reproducciones. Una de las más destacadas es una de las gorditas del genial Fernando Botero, su Mujer tumbada 2004, una monumental escultura encargada por Costa Cruceros que ocupa la parte central de uno de sus espectaculares salones.

A diferencia de la mayoría de cruceros que arriban a Cádiz, el pasaje estaba ayer compuesto por gentes de todas las edades y no mayoritariamente por jubilados como es lo habitual. Y la infraestructura del crucero responde a todas sus necesidades. Con un entretenido cine en 4D, dotado de toda una experiencia multisensorial, un simulador de golf, con 37 campos virtuales de 18 hoyos, además de una zona de golf al aire libre de 100 metros cuadrados, otro simulador de Grand Prix, creado a partir de un coche GP original o una zona denominada PlayStation World totalmente dedicada a la última generación de videojuegos de la popular consola PS3.

En resumen, un buque diseñado para vivirlo tanto desde dentro como desde fuera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios