Cádiz

Bahía Felina reclama participación en el control de las colonias de gatos

  • La asociación ve necesario un censo real que determine los cuidadores que son necesarios

Algunos ejemplares de la colonia felina del Campo del Sur, en una imagen de archivo. Algunos ejemplares de la colonia felina del Campo del Sur, en una imagen de archivo.

Algunos ejemplares de la colonia felina del Campo del Sur, en una imagen de archivo. / joaquín pino

Comentarios 5

A principios de diciembre del año pasado, la concejala de Salud, Eva Tubio, daba a conocer una medida que a muchos resultó un tanto extravagante y que ha inspirado más de una ironía y algún que otro cuplé estos Carnavales: el Ayuntamiento concederá 40 autorizaciones para alìmentar gatos callejeros, unos permisos que enseguida se tradujeron en que el Consistorio expediría carnés de alimentadores gatunos. Bromas aparte, el fin no es otro que acabar con las molestias de olores y suciedad que generan a los vecinos de algún tramo del Campo del Sur, principalmente, con el hecho de que haya personas que les echen de comer a diario lo que sea sin tener en cuenta las mínimas precauciones higiénicas. Y a la vez se persigue garantizar la salud de los animales que, como todos sabemos, es también la salud de las sociedades humanas.

Si hasta ahora Salud había contado con la colaboración de Agaden y Refugio Kimba -en febrero del año pasado ambos colectivos ya plantearon que en las nuevas ordenanzas sobre tenencia de animales se recogiesen tanto las colonias como sus cuidadores- ahora la Asociación Bahía Felina, de muy reciente creación, reclama participar en el cuidado de estas manadas de gatos asilvestrados. Hace sólo unos días se entrevistaron con el alcalde, José María González, y con la concejala de Participación, María Romay. Antes lo habían hecho con Patricia Cavada, alcaldesa de San Fernando, localidad en la que llevan trabajando con éxito bastante tiempo, al igual que en Puerto Real.

"Para empezar, Cádiz capital debe tener un censo de colonias felinas elaborado con la máxima participación porque esa es la base de una buena actuación", explica a este periódico Enrique Kieslich, presidente de la asociación. De hecho, en la Isla tan sólo tenían censadas 14 y después de la intervención de Bahía Felina el censo asciende a 34, algunas muy numerosas.

De ese censo real de animales y del número de personas que se dedican habitualmente a darles de comer debe derivar la cantidad de autorizaciones a los cuidadores. Porque la alimentación es tan sólo una parte del cuidado de la colonia. "Nosotros implantamos en San Fernando el método que denominamos CES, de captura, esterilización y suelta, siempre en la misma colonia de la que había sido extraído el animal, una manera de proceder que facilita mucho el trabajo a los técnicos".

Kieslich insiste en que las autorizaciones no tendrán ninguna eficacia si no se hace previamente un censo desde la máxima participación de todos los colectivos y personas a título individual que se dedican a la atención de los gatos.

"Hay que dignificar las condiciones de vida de los gatos callejeros porque cuando los cuidamos nos estamos cuidando a nosotros mismos", dice convencido el presidente de Bahía Felina, quien agradeció y valoró el encuentro mantenido con el alcalde y la concejala de Participación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios